Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ligas europeas, contra la reforma de la Champions

Los representantes de los torneos domésticos, con Tebas a la cabeza, defienden su valor frente a una Superliga cerrada

Tebas, este martes tras la reunión con los clubes.

El conflicto entre los clubes más potentes de Europa, agrupados en la Asociación de Clubes Europeos (ECA), y las Ligas nacionales encuadradas en la Asociación Europea de Ligas de Fútbol (EPFL), desembocó en un remanso provisional en una torre de La Castellana en Madrid, donde Javier Tebas, presidente de LaLiga, ofició de anfitrión en un congreso que reunió a más de 200 clubes de 38 Ligas de distintas categorías. Secundado por Lars-Christer Olsson, presidente de la asociación que reúne a las competiciones domésticas, Tebas pidió crear un nuevo órgano de gobierno del fútbol europeo en el que la UEFA otorgue capacidad de decisión a las Ligas. El mensaje fue dirigido a los clubes más ricos del continente, que pretenden reorganizar la Champions bajo un formato de Superliga europea con el paraguas de la UEFA a partir de 2024, en un modelo que, según denuncia la EPFL, pretende ser un coto cerrado.

“Hay que parar las reformas que se están haciendo”, dijo Tebas. “Hay que cambiar las formas de gobernanza y de toma de decisiones en el fútbol europeo. El fútbol ha cambiado y las instituciones nos tenemos que adaptar. El papel de las Ligas debe ser mucho mayor. No nos basta con consultar y participar. Hay que llegar a un acuerdo con las Ligas nacionales”.

Van der Sar y el modelo del Ajax

Aliado de los clubes más ricos del continente, Edwin van der Sar, presidente del Ajax, asegura haber encontrado en la ECA una palanca para reforzar la posición de los países pequeños ante la UEFA. El holandés declaró que el proyecto de la ECA, además de organizar una Champions con formato de Superliga, es crear una nueva competición europea de tercer nivel que permita a los clubes de ligas menores crecer económica y deportivamente.

“Así, muchos clubes podrán desarrollar a sus jóvenes en un nivel de competición que no les permiten las ligas locales", dijo Van der Saar, "y tendrán con ello una nueva fuente de financiación de la UEFA. El Ajax es un ejemplo de la evolución. Tenemos que discutir el sistema de distribución. Nos acusan de pensar en los clubes ricos. ¿Quiénes son los ricos? Nosotros ganamos ocho millones en derechos de televisión. ¿Cuántos clubes españoles ganan esa cantidad?”

"Hemos discutido el proceso entra la ECA y la UEFA para organizar una Champions que sea más sensible a estimular a los grandes clubes de países más pequeños", explicó el presidente del Ajax, que se siente perjudicado por las cuotas que ha impuesto el actual formato de la Chapions a países como Holanda. "Yo represento a esos clubes a través del Ajax. En Holanda, Polonia, Turquía, Portugal, Serbia, Suiza… Ahí hay clubes que tienen grandes ambiciones europeas. Necesitan más financiación con dinero de la UEFA para encontrar un espacio en el que poder competir a tu nivel. De otro modo las diferencias son extremas, entre por ejemplo, los 1.200 millones de euros que reciben los clubes en Italia y los 80 millones que reciben en Holanda. Necesitamos otras vías para desarrollar nuestros clubes en una competición que nos permita crecer".

Tebas subrayó que la industria del fútbol, tal y como está concebida, depende de las ligas nacionales. El mandatario español señaló que del total de ingresos de los clubes, 7.000 millones provienen de las competiciones domésticas y unos 2.600 millones de los torneos europeos. La proporción, según el presidente de LaLiga, obliga a la UEFA y a sus clubes a pactar.

“Los grandes clubes no pueden hacer la guerra por su cuenta”, subrayó Tebas. “Porque hoy por hoy dependen económicamente de su competición nacional. No lo van a hacer. Solo se atreverán a dar ese paso el día que estén seguros de que esto tendrá viabilidad económica. Otra cosa es que intenten debilitar a las Ligas. La pena es que algunos funcionarios de la UEFA se lo han creído. Pero hay herramientas legales para luchar contra esto. Este tipo de competición [pretendido por la ECA] violaría normas de protección de la competencia”.

“Que de un día para otro 16 clubes digan que se va a competir en otra competición nueva no es tan sencillo”, acentuó Tebas, y remachó: “Yo creo que es un farol. Es imposible. Pueden seducir a la UEFA para crear más dinero. Pero por ahora necesitan una financiación que no tienen”.

El jefe de la patronal del fútbol español se mostró indiferente a la oposición del Madrid y el Barcelona. “En este tema es imposible que haya acuerdo con el Madrid”, dijo, preguntado por la postura del club que preside Florentino Pérez, favorable a la llamada Superliga europea. “En LaLiga estas cosas se deciden por mayoría. LaLiga como competición, como grupo de 42 clubes, está muy saneada económicamente. No necesita contar con el consentimiento de los grandes clubes”.

A la torre donde se celebró la conferencia se presentaron prácticamente todos los clubes de Primera División, con el Atlético y el Sevilla a la cabeza. Pero ni el Real Madrid ni el Barcelona acudieron, según la EPFL. “El Madrid se dio de baja con la carta de Agnelli”, apuntó el presidente de los clubes españoles. Agnelli, presidente de la Juventus y de la ECA, pidió a sus socios que no acudieran al cónclave madrileño a través de una carta difundida hace una semana. Por eso la presencia de Agnelli desde primera hora de la mañana causó sensación. El mandatario italiano advirtió que la ECA solo se encuentra estudiando un nuevo modelo de competiciones europeas, que de ninguna manera se trata de un proceso resuelto, que en contra de lo que dice Tebas no se tratará de una competición cerrada a un grupo prefijado de clubes, y que no se han planteado celebrar partidos los fines de semana invadiendo los espacios de las competiciones locales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >