Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repaso del Leganés a un Sevilla sin pulso

Los madrileños aseguran la permanencia a lo grande ante un rival que pierde muchas opciones en su lucha por la cuarta plaza

sevilla leganes liga Ampliar foto
Silva se impone a Ben Yedder. EFE

Partidazo del Leganés, que obtuvo su primer triunfo en el Sánchez Pizjuán. Una victoria justa, asentada en una brillante primera parte y mucho oficio en la segunda. Tres puntos que consolidan la permanencia del Leganés y que pierde un Sevilla que ve cómo se alejan sus opciones de pelear por la cuarta plaza. Los de Joaquín Caparrós habían avisado de su baja forma con un partido horrible en Girona. La derrota ante este estupendo Leganés, que llegaba prácticamente de vacaciones, confirma que el Sevilla ha llegado sin pulso al tramo definitivo de la competición. La afición del conjunto andaluz abandonó el estadio con el tercer gol del Leganés, que certificó el derrumbe de un equipo que ahora intentará, al menos, consolidar sus opciones para jugar en la Liga Europa. Eso sí, debe visitar el estadio del Atlético de Madrid y recibir al Athletic. Dos partidos complicados por jugar mientras emite unas señales preocupantes. El repaso del Leganés al Sevilla fue de los de época. Mal construido desde el inicio, sin brújula por la ausencia de Banega y terriblemente blando en defensa, los hombres de Caparrós fueron superados en todos los aspectos del juego por un Leganés que jugó sin presión, ocupó los espacios de manera impecable y tuvo pegada para marcar dos goles en apenas 20 minutos.

Sevilla
SEV
0
-
3
LEG
Leganés
Sevilla
Vaclik, Jesús Navas, Sergi Gómez, Escudero, Mercado, Quincy Promes (Franco Vázquez, min. 45), Sarabia, Roque Mesa (Gonalons, min. 37), Marko Rog (Bryan Gil Salvatierra, min. 69), Munir y Ben Yedder.
Leganés
Pichu, Siovas, Bustinza, Omeruo, Jonathan Silva, Juanfran (Nyom, min. 75), Recio, Óscar Rodríguez, Vesga, Braithwaite (Arnáiz, min. 82) y Youssef En-Nesyri (Guido Carrillo, min. 85).
Goles
0-1 min. 7: Youssef En-Nesyri . 0-2 min. 19: Braithwaite . 0-3 min. 81: Óscar Rodríguez .
Árbitro
Alberto Undiano Mallenco
Sarabia (min. 45) y Recio (min. 63).
Estadio:Ramón Sánchez-Pizjuán

La primera parte de los madrileños fue estupenda, sembrando el desconcierto en un Sevilla que aspiraba a la cuarta plaza y que se pegaba un batacazo considerable. Desde el primer minuto, la superioridad del Leganés fue palpable. A los ocho minutos, Promes condensó en una jugada todo lo que no debe hacer un interior. Correteó hacia el centro desde la banda izquierda y cruzó el balón de forma temeraria. Una acción espantosa para los intereses de su equipo. Robó Silva, que asistió a Braithwaite. El delantero danés se la dejó a En-Nesyri, que ejecutó un disparo perfecto ante una concatenación de errores de la defensa del Sevilla. Las ausencias de Carriço y Banega se dejaron sentir demasiado, con Mesa y Rog descolocados, con un equipo perdido a merced del Leganés. Probablemente, los jugadores del equipo andaluz jugaron su peor partido en Nervión en el peor momento posible. Un desastre en toda regla que nadie esperaba, puesto que el Leganés, que lo hizo muy bien, goleó hasta concierta comodidad. Con este estupendo triunfo, el equipo de Pellegrino bate, cuando le restan dos jornadas para el final, su registro de puntos en la maxima categoría.

Un saque de banda al área local fue el preludio del segundo gol. Escudero prolongó el balón y Braithwaite le ganó la partida a Navas y Mercado. El público de Nervión comenzó a silbar a un equipo perdido, incapaz de tirar a la puerta de Cuéllar hasta el minuto 46. Caparrós, que construyó un once demasiado alegre, metió a los 39 minutos a Gonalons para intentar arreglar una situación tan complicada como inesperada. No mejoró el Sevilla. El Leganés se defendió de manera estupenda, siempre en superioridad numérica y física frente a un Sevilla que tiró la toalla tras el tercer tanto de los madrileños. En medio de una terrible impotencia, llamó la atención que fuera Gil, un juvenil, el único argumento con tensión, velocidad y fútbol para desbordar a los futbolistas contrarios. Victoria de prestigio del Leganés, que dio la cara, compitió y destrozó a un Sevilla de triste figura. El efecto de Caparrós en el banquillo tras sustituir a Pablo Machín se ha diluido. Bajo el mando del veterano entrenador, antes director deportivo, el equipo andaluz ha ganado cinco encuentros y ha perdido cuatro. Además, está en caída, puesto que solo ha ganado un partidos de los últimos cuatro, ganando nada más que al Rayo, que llegó como colista a Nervión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información