Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hanga rescata al Barça en Estambul

El equipo azulgrana iguala la serie gracias a su consistencia en medio del frenesí y en un final dramático que destempla al Efes (72-74)

Dunston intenta evitar un tiro de Tomic. Ampliar foto
Dunston intenta evitar un tiro de Tomic.

Adam Hanga izó la bandera azulgrana en el Sinan Erdem de Estambul, donde el Barcelona ganó (72-74) en un final dramático, ajustado, sobrecargado de tensión y esfuerzo defensivo. El Barcelona pasó de rozar el 2-0 que hubiera resultado poco menos que mortal para su devenir en la serie al 1-1 que le permite aferrarse con fuerza al billete en disputa para alcanzar la ‘final four’ de Vitoria.

ANADOLU EFES, 72; BARCELONA, 74

Anadolu Efes: Micic (15), Simon (14), Anderson (2), Moerman (11), Dunston (8) –equipo inicial-; Larkin (18), Beaubois (0), Balbay (0) y Pleiss (4).

Barcelona Lassa: Heurtel (12), Blazic (2), Claver (5), Singleton (8), Tomic (13) –equipo inicial-; Pangos (6), Pau Ribas (6), Hanga (17), Smits (3) y Oriola (2).

Parciales: 16-19, 18-19, 25-24 y 13-12.

Árbitros: Ryzhyk, Latiseus y Difallah.

Sinan Erdem Dome de Estambul. 15.125 espectadores. Empate a uno en la serie de cuartos de final al mejor de cinco partidos.

La garra y la capacidad para anotar en las circunstancias más desfavorables y oportunas que caracterizan a Hanga se alzaron sobre el frenético devenir de los acontecimientos. Los 17 puntos del alero húngaro, su talento defensivo y sus acciones providenciales, con cuatro rebotes, tres asistencias y un robo de balón resultaron capitales.

El Barcelona, escocido por su derrota en el primer envite, compareció muy decidido a redimirse de sus errores. Mandó en el inicio, superior en el rebote, más rápido de pies y manos, y con el afán de Singleton y Oriola de hacerse perdonar su garrafal actuación de dos días antes. La defensa azulgrana lanzó y estrechó la red especialmente sobre Micic. El base serbio tardó en atender al cariz de los acontecimientos.

El Barcelona, con un poco de aquí y un poco de allí, llegó a ponerse nueve puntos por delante (17-26). Hasta que compareció Larkin, el otro base del Efes, el relevo de Micic, y dio un acelerón. La defensa azulgrana se desestabilizó y los triples de Simon y Moerman acabaron provocando el vuelco en el marcador (54-47) con un parcial de 20-9.

A partir de ahí, la reacción del Barcelona resultó fulminante. A base de triples, seis casi consecutivos, con una sola canasta de dos de Pau Ribas entremedias, le dieron ventaja (61-68) cuando empezaba a observarse la meta. Resurgió Micic, que a falta de tres minutos para el final firmó un dos más uno y puso de nuevo por delante al Efes (72-71).

En esos tres últimos minutos los fallos fueron constantes. El Efes no anotó un solo punto más. Y al Barcelona le bastó un tiro libre de Tomic, siempre importante con 13 puntos y siete rebotes en el cómputo global, y una canasta de Hanga a 28 segundos para salirse con la suya. Los siete rebotes más que capturó el Barcelona y su efectividad en los triples con un 10 de 23 (43%) fueron también factores desequilibrantes. Los dos próximos partidos se disputan en el Palau Blaugrana el miércoles y el viernes. El objetivo del Barcelona es obvio: no regresar a Estambul para disputar el quinto y sellar ante su afición el regreso a una ‘final four’ cinco años después de su última comparecencia, en Milán.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >