Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Magic Johnson deja los Lakers el día de los homenajes a Dwyane Wade y Dirk Nowitzki

La leyenda de la NBA evidencia su fracaso como presidente de operaciones | Detroit y Charlotte se jugarán la última plaza para el ‘playoff’ y Miami queda eliminado

Magic Johnson, en el momento de anunciar su dimisión. Ampliar foto
Magic Johnson, en el momento de anunciar su dimisión. AP

La jornada de la NBA fue de lo más agridulce. Se cruzaron noticias de muy distinto signo: los homenajes de despedida a Dwyane Wade en Miami y Dirk Nowitzki en Dallas y la dimisión de Magic Johnson como presidente de operaciones de los Lakers.

Magic renuncia al cargo desde el que trató de reactivar a los Lakers fue sorprendente, a pesar de la decepcionante trayectoria del equipo californiano. Magic fue nombrado en febrero de 2017, en plena remodelación de un equipo sumido en una profunda crisis. La propietaria principal de la franquicia, Jeanie Buss, relevó al director deportivo Mitch Kupchak, y al vicepresidente Jim Buss, hermano de Jeanie.

Magic Johnson no acertó en sus decisiones, aunque el pasado verano se apuntó un gran tanto al convencer a LeBron James para que apostara por los Lakers.Varios jugadores no han rendido como se esperaba y el ambiente en el seno de la plantilla no era el mejor. Trascendió incluso una discusión entre el entrenador Luke Walton y dos jugadores, Beasley y McGee. Magic firmó en noviembre a Tyson Chandler, pero no consiguió reforzar al equipo en el mercado invernal, a pesar de sus esfuerzos por reclutar a una gran figura como es el pívot de los Pelicans, Anthony Davis, y de que fue sancionado por hablar sobre el base de los Sixers. Ben Simmons.

Varios jugadores de los Lakers expresaron su malestar por verse involucrados en los rumores de traspaso. Finalmente, Beasley y Zubac fueron enviados a los Clippers, y en febrero se incorporaron Mike Muscala y Reggie Bullock. La lesión de LeBron James en diciembre le dejó 17 partidos sin poder jugar. El varapalo se dejó notar. A su lesión hubo que añadir las de Lonzo Ball y Brandon Ingram. Los Lakers quedaron muy pronto eliminados en la carrera por los ‘playoffs’. La pasada temporada, la primera completa con Magic como presidente de operaciones, acabaron undécimos en la Conferencia Oeste, con 35 triunfos.

“Quiero volver a divertirme”, dijo Magic en una rueda de prensa poco antes del partido de los Lakes ante Portland. Explicó que no había comunicado cara a cara su decisión a Jeanie Buss ni al director general Rob Pelinka su decisión. “No podía soportar decírselo cara a cara. Jeanie es como una hermana para mí”, justificó. Magic explicó que desde su cargo no ha podido mejorar el rendimiento del equipo como deseaba, “Estaba más feliz cuando no era presidente [de los Lakers]. Soy un pájaro libre y no puedo ser esposado”, concluyó.

Wade, jaleado por sus compañeros.
Wade, jaleado por sus compañeros. AFP

Miami ofició la fiesta de despedida de su gran ídolo Dwyane Wade. Fue una ceremonia por todo lo alto, como las que suelen organizarse cuando se retira la camiseta de un jugador. Pero la gran diferencia es que se produjo cuando Miami Heat todavía tenía una opción de luchar por la última plaza vacante para disputar los ‘playoffs’. Sus posibilidades eran pequeñas, y mientras jugaba su partido se redujeron a la nada. Necesitaba que fueran derrotados sus dos principales rivales por hacerse con esa octava plaza en el Este. Pero Detroit ganó a Memphis (100-93) con 22 puntos de Ish Smith y 20 puntos y 17 rebotes de Drummond; y Charlotte, a Cleveland (97-114), con 23 puntos de Lamb y otros 23 de Kemba Walker. Esos resultados dejan fuera de los ‘playoffs’ a Miami. En la última jornada, en la madrugada del miércoles al jueves en España, Detroit se clasificará si gana su último partido, en Nueva York. Si pierde, el clasificado podría ser Charlotte, siempre y cuando gane en casa a Orlando.

En Miami, pudieron más las ganas de rendir tributo a Wade que las reservas que pudieran tener los entrenadores y jugadores de la franquicia, aunque su equipo dominó de principio a fin a unos desangelados Sixers. La única intriga se resolvió poco antes de dar inicio el último cuarto cuando se supo que Detroit y Charlotte habían ganado sus partidos. Pese a ello, la fiesta prosiguió en Miami, donde Wade acabó con 30 puntos y contribuyó a la victoria de su equipo (122-99).

Nowitzki, durante su homenaje en Dallas.
Nowitzki, durante su homenaje en Dallas. USA TODAY

El pabellón se llenó, pintaron los asientos con el nombre de Wade escrito en letras gigantes, se emitió un vídeo en el que se hizo un somero repaso a su carrera y en el que su excompañero y amigo LeBron James le dedicó encendidos elogios. Estuvo presente en la cancha la esposa Gabrielle Union, mientras le daba el biberón al cuarto hijo del jugador, nacido en noviembre de 2018 tras una gestación subrogada. El hijo mayor de Wade, Zaire, hizo de locutor y le pasó el micrófono a Dwyane, que agradeció al público el cariño recibido.

Wade, a sus 37 años, concluye su carrera como jugador después de 15 temporadas en la NBA, todas en Miami, excepto dos pequeñas etapas en Chicago y Cleveland. Fue elegido en la quinta posición del ‘draft’ de 2013 por detrás de LeBron James, Darko Milicic, Carmelo Anthony y Chris Bosh. Este último y LeBron fueron sus compañeros en los Heat cuando consiguió dos de los tres títulos de la NBA que atesora, los de 2012 y 2013. El otro fue en 2006, cuando en el equipo de Florida jugaban también estrellas como Shaquille O’Neal, Jason Williams y Antoine Walker. Wade fue el MVP de aquellas finales en 2006 y el máximo anotador de la Liga en 2009. Este año, en Charlotte, y por expresa invitación especial de la NBA, participó por vigesimotercera ocasión en el All Star. Con la selección de Estados Unidos ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín.

En Dallas también se homenajeó a Dirk Nowitzki, con ocasión del último partido esta temporada en Dallas, frente a Phoenix. Los Mavericks vencieron (120-109) con 30 puntos y ocho rebotes de Nowitzki y el octavo triple doble de la temporada de Luka Doncic con 21 puntos, 16 rebotes y 11 asistencias. En los Suns, Jamal Crawford anotó 51 puntos.

Nowitzki, a sus 40 años, ha establecido el récord absoluto de permanencia en un mismo equipo con 21 temporadas en los Mavericks. Llegó a Dallas en 1999 después de haber sido elegido en la novena plaza del ‘draft’ de 1998 en el que los primeros fueron Michael Olowokandi, Mike Bibby, Raef LaFrentz, Antawn Jamison y Vince Carter. Ganó el título de la NBA en 2011 y ese año fue el MVP de las finales, mientras que en 2007 fue el MVP de la temporada. Con la selección alemana fue medalla de plata en el Eurobasket de 2005 y medalla de bronce en el Mundial de 2002. Se retira como sexto máximo anotador en la historia de la NBA con 31.540 puntos solo superado por Kareem Abdul-Jabbar (38.387), Karl Malone (36-928), Kobe Bryant (33.643), LeBron James (32.543) y Michael Jordan (32.292).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información