Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La libertad de Tadic

El verdugo del Real Madrid ha encontrado en el Ajax el estilo ideal para explotar sus virtudes de pasador y goleador

Ajax - Juventus

La noche que Dusan Tadic (Serbia, 30 años) liquidó al Real Madrid y maravilló al Bernabéu con sus exquisiteces, el fútbol europeo asistió a la exhibición de un jugador que ha encontrado en el atrevido y fresco fútbol del Ajax el hábitat ideal para expresarse. La imaginación y la depurada técnica de Tadic afilan el juego que son capaces de generar, los Blind, De Jong, Van de Beek, Schöne, Ziyech o David Neres. Esta noche (21.00, Movistar Liga de Campeones), liderará el ataque ajaciedcontra la rocosa Juventus.

“Le conozco bien porque debutó conmigo en la selección absoluta de Serbia. Siempre fue un buen jugador, pero ahora ha elegido un buen club para explotar sus recursos. Tácticamente está aprovechando el juego del Ajax al jugar de falso nueve. Nunca jugó en esa posición y está siendo muy determinante”, le analiza Radomir Antic.

Criado en la cantera de la Vojvodina, Tadic pasó por el Groningen y el Twente holandés antes de que Ronald Koeman le captara para el Southampton en 2014. “Al que le gusta el fútbol asiste a los estadios a ver jugadores como él. Eso sí, debe hacer más goles”, le describió el técnico holandés al poco de su llegada a la Premier. “Juego siempre con la cabeza levantada y si veo a un compañero en mejor posición le doy el balón. Admito que a veces debería bajar la mirada al balón para disparar a puerta”, admitió Tadic en sus primeros meses en los Saints.

Los 30 goles y 11 asistencias que registra este curso son unas estadísticas anormales en su carrera. Nunca se había mostrado tan letal en el área. Hasta su llegada al Ajax, en seis de las últimas ocho temporadas firmó más pases de gol que dianas. “No es un delantero centro específico. Quiere estar continuamente involucrado en el juego, puede crear, pero también marcar”, asegura Ten Hag, su actual entrenador, cuando le preguntan si Tadic es un nueve o un diez. “Le conozco desde las categorías inferiores de la Vojvodina y destacaba en la selección sub-21. Tiene una pierna izquierda privilegiada, exquisita. Es más un mediapunta que un delantero, necesita tener libertad para moverse. No tiene mucha velocidad, pero es muy rápido con el balón”, sostiene Pedja Mijatovic. “En la fase de clasificación para el Mundial de Rusia intervino en casi todas las jugadas de gol de Serbia. Contra el Madrid, sus aperturas para los extremos hicieron mucho daño”, apunta Antic. Cuando este verano recaló en el Ajax, Tadic reclamó el número diez que le habían prometido. Esto irritó al habilidoso Ziyech, que lució el distintivo y jerárquico dorsal hasta la llegada del serbio. Sin embargo, el atacante marroquí también ha sucumbido al fútbol de Tadic: “El clic que siento con él nunca me lo había hecho sentir otro jugador un jugador. No hablamos mucho en el campo. Una mirada es suficiente. Ambos tenemos un rol libre”.

Tadic es un defensor de esa libertad de la que habla Ziyech: “Con el balón tienes que sentirte libre para mostrar lo mejor de ti, crear y usar la cabeza, si te quitan libertad no puedes expresarte”. A ese juego libertario, ha añadido una agresividad sin balón que le viene de sus tiempos en Inglaterra. “Sin la pelota tienes que ser un killer”, advierte. “Ha madurado mucho. Su paso por Inglaterra le ha venido muy bien. Jugó en un club modesto y eso le ha endurecido mentalmente”, concluye Mijatovic.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >