Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Itzulia se pone en marcha

La carrera vasca alinea a Geraint Thomas, Mikel Landa, Adam Yates y Primos Roglic para un recorrido complicado

vuelta ciclista pais vasco 2019
Mikel Landa, del Movistar, recientemente en la 'Settimana Coppi e Bartali'. EP

Zumarraga, en el corazón de Gipuzkoa, espera con cierta agitación el inicio de la Vuelta al País Vasco. Siempre suele ser así en el comienzo de una carrera importante. Llegan los equipos; los directores pasan de una reunión a otra; los mecánicos ponen a punto las bicicletas, y los aficionados observan de cerca a los ciclistas que se entrenan por los alrededores de la industriosa localidad vasca.

La Itzulia, que se disputa desde el lunes hasta el sábado, suele servir de termómetro. Con la temporada a velocidad de crucero y las clásicas del norte por medio, la semana ciclista en Euskadi, que cumple 58 primaveras, analiza las posibilidades de muchos ciclistas con posibles, que eligen los dientes de sierra de la geografía vasca. La carrera presenta suficientes nombres y alicientes en su recorrido como par acercarse a las cunetas o encender el televisor a primera hora de la tarde. Todos los días hay algo que ver.

Dede los tramos de tierra de la segunda etapa, a imagen y semejanza del sterrato de la Strada Bianche, las paredes de la contrarreloj inicial, el cemento de la última jornada o la tradicional ascensión hasta el santuario de Arrate, donde las campanas tañen en honor al vencedor.

Serán escenarios donde se alimentará el apetito insaciable del francés Alaphilippe, que tal vez no cuente para la victoria final, pero sí para los triunfos parciales en alguna de las clásicas de un día en las que se divide el recorrido. Las carreteras sinuosas serán un excelente banco de pruebas para Geraint Thomas, el último ganador del Tour, que tendrá enfrente a rivales como Mikel Landa, que ya ha estrenado su palmarés de 2019 con una victoria en Italia, y que busca mejorar de cara al resto de la temporada.

Es la baza del Movistar, que ha tenido la baja de Nairo Quintana, habitual animador de la carrera. “Me gustaría disputarla”, dice el corredor alavés, “pero no sé cómo estoy. Vengo de ganar en Italia, pero no sé realmente cuál es mi nivel. El Sky tiene otra opción, la del polaco Kwiatkowski, y cuenta con el trabajo de Jonathan Castroviejo, que se conoce de memoria las rutas por las que circula la carrera.

El termómetro de la Itzulia tomará también la temperatura al Astana, que es, seguramente, el equipo más completo de cuantos se presentan en la salida de Zumarraga, con los hermanos Izagirre, Fuglslang, Omar Fraile, Luis León Sánchez, y los locales Peio Bilbao –sexto en el Giro del año pasado–, y Omar Fraile, cazador de etapas, pero con gente como Adam Yates, agitador habitual de las carreras, o Primoz Roglig, el último ganador de la Vuelta al País Vasco, nadie se puede fiar.

Se verán las caras en la primera etapa, que comienza y acaba en Zumarraga, una contrarreloj de 12 kilómetros, que puede marcar las primeras diferencias.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información