Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos golazos de Darder disparan al Espanyol en Girona

El centrocampista mallorquín decide desde fuera del área un áspero duelo y hace inútil el penalti anotado por Stuani

girona espanyol Ampliar foto
Darder celebra uno de sus goles en Girona. Getty Images

Darder decidió por su cuenta y riesgo el tenso duelo entre el Espanyol y el Girona. El centrocampista mallorquín impuso su extraordinaria pegada desde fuera del área. Adelantó a su equipo con un derechazo en el inicio del segundo tiempo y sentenció desde fuera del área cuando quedaban poco más de diez minutos. El gol de penalti de Stuani, entre medias, sirvió para dar esperanzas a un Girona al que le faltó la pegada de su rival y más consistencia en una segunda parte en la que bajó de revoluciones.

Como sucedió ante el Rayo Vallecano hace dos meses, Darder se empeñó en que el partido lo iba a ganar su equipo. Como aquél día frente al equipo madrileño, anotó dos veces, aunque entonces le anularon uno de los goles. Los dos fueron similares a los de Montilivi, dos trallazos imposibles para los porteros, Dimitrievski y para Bono. El guardameta del Girona no pudo hacer nada en el primero y en el segundo no tuvo suerte puesto que el tiro de Darder, tras ser rechazado por el palo, rebotó en su espalda y se fue a la red.

Girona
GIR
1
-
2
ESP
Espanyol
Girona
Bounou, Pedro Porro (Ramalho, min. 87), Muniesa, Bernardo, Juanpe, Pere Pons (Douglas Luiz, min. 64), Portu, Lozano (Patrick Roberts, min. 59), Alex Granell, Borja García y Stuani.
Espanyol
Diego López, Rosales, Naldo, Mario Hermoso, Javi López (Adrià Pedrosa, min. 91), Darder, Víctor Sánchez, Marc Roca, Óscar Melendo (Sergio García, min. 93), Wu Lei (Javi Puado, min. 75) y Borja Iglesias.
Goles
0-1 min. 58: Darder . 1-1 min. 79: Stuani (p). 1-2 min. 88: Bounou (p.p.).
Árbitro
Eduardo Prieto Iglesias
Pere Pons (min. 57), Alex Granell (min. 42), Stuani (min. 34), Javi López (min. 23), Víctor Sánchez (min. 61), Douglas Luiz (min. 72) y Ramalho (min. 90).
Estadio:Municipal de Montilivi

La carga emocional se dejó notar en Montilivi. Al contencioso propio de la rivalidad entre dos equipos catalanes, se añadía la atribulada situación de ambos, en vilo por su incapacidad para despegarse de una vez por todas de la bulliciosa recta final en el fondo de la tabla. Su estancamiento proviene de la incapacidad del Girona para ganar en su campo, donde no canta victoria desde octubre, y la del Espanyol para vencer lejos de Cornellà. Su triunfo en Montilivi es el primero también desde octubre. Le permite abrir nuevas perspectivas en una Liga en la que no ha podido evitar mantener un ojo puesto en el retrovisor, que es lo que ahora va a seguir fustigando al Girona.

El equipo de Eusebio careció de mordiente para hacer valer el buen juego que evidenció en muchos minutos del primer tiempo. El área del Espanyol se convirtió en un espacio atravesado por los centros de Portu, de Lozano, de Porro. Los centrales del Espanyol se prodigaron. Naldo despejó a discreción, como si estuviera achicando agua. El Espanyol se sintió agobiado por momentos. Hermoso se las tuvo tiesas con Stuani. El uruguayo es uno de los delanteros que más incomodan las defensas rivales. Hermoso se llevó un codazo y Stuani la tarjeta. El central del Espanyol fue providencial en una acción en que el 9 del Girona armaba el remate. Le molestó lo justo para evitar un tiro casi a quemarropa, con Diego López vendido.

El Girona no remató en condiciones, pero tuvo en vilo a Diego López durante toda la primera parte. Portu se enredó en un intento de remate tras otro de los múltiples centros y Rosales le molestó lo justo para encasquillar el disparo.

El Espanyol sufrió y, sin embargo, dispuso de las mejores ocasiones en el primer tramo del encuentro, con dos tiros de Wu Lei, el segundo una vaselina que rozó el palo. En la segunda parte el Espanyol dio un paso adelante y el Girona notó el desgaste. Un mal rechace de cabeza de Muniesa propició el trallazo de Darder y el primer gol. El propio Muniesa, con un centro por la izquierda, que dio en el brazo de Rosales, dio pie al gol del empate. El árbitro, que había dejado seguir la jugada, recurrió al VAR y tras ver de nuevo la acción señaló el penalti que transformó Stuani. Pero Darder se guardaba la última bala en la recámara. Y de nuevo, desde fuera del área, y tras la carambola en el palo y Bono, decidió un duelo que da oxígeno al Espanyol y deja al Girona en una situación delicada.

El Espanyol se disculpa por un insulto racista

Tras el encuentro, el Espanyol se disculpó por el insulto racista que profirió su delegado, José María Calzón, contra unos seguidores del Girona que recibieron la llegada del autocar blanquiazul a Montilivi con gritos de “¡A Segunda, a Segunda!”. Agustín Rodríguez, director de comunicación del Espanyol, escribió en Twitter: “En nombre del club, pedimos disculpas por el incidente que obviamente es injustificable y solo es producto de la tensión del momento”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información