Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arcoíris de Valverde reluce en el desierto

El murciano logra en la subida a Hafeet del Tour de los Emiratos su primera victoria como campeón del mundo

Valverde levanta los brazos tras superar a Roglic. Ampliar foto
Valverde levanta los brazos tras superar a Roglic. La Presse

El ciclismo mundial, y todo el deporte, quiere rendirse a los jóvenes como los colombianos que llegan o el belga Evenepoel, el Merckx del siglo XXI, que, cada vez más precoces, intentan mostrar ya su talento desde la adolescencia, pero para calmar los ánimos y divulgar la vigencia de la virtud de la paciencia siempre está Alejandro Valverde a mano, quien dentro de un par de meses cumple 39 años, y sigue ganando como si el tiempo no pasara.

Después de varios segundos puestos en Mallorca, Valencia y Murcia, más frustrantes para el aficionado que quería verle triunfador con su maillot arcoíris de campeón del mundo que para él mismo, el murciano ha conseguido alzar los brazos triunfador antes de que concluya febrero. Lo hizo en terreno conocido, en la lejana y desértica cima de Jebel Hafeet, frontera entre Emiratos Árabes Unidos y Omán, una cinta de asfalto que trepa entre rocas amarillas a más de 1.000 metros de altura. Allí ganó Valverde la etapa reina del Tour de Abu Dabi hace un año; allí repitió en 2019, cuando la subida forma parte de una carrera más larga, el Tour de los Emiratos, que concluye el sábado.

Viendo la larga subida por la tele, viendo cómo se desarrolló, solo Valverde y algunos optimistas podían pensar aún a dos kilómetros de la meta que el arcoíris del maillot de campeón del mundo brillaría finalmente en el desierto. “Es la experiencia, es la experiencia, qué si no”, explicó el líder del Movistar, quien remontó desde un grupo rezagado y solo enlazó con los primeros a menos de un kilómetro para el final. “Roglic y Dan Martin atacaron muy pronto. Yo, que conozco bien la subida y sé cuánto importa el viento, esperé a moverme a llegar al lugar en el que ataqué en 2018, y me salió bien”. Después de alcanzar al esloveno Roglic y al joven francés Gaudu, Valverde tomó aire y lanzó un sprint lejano que le permitió entrar primero en las curvas finales, donde ya era imposible adelantar.

Roglic entró en el mismo tiempo y mantiene en la general el primer puesto con los 14s de ventaja sobre Valverde que logró su equipo, el Jumbo, en la contrarreloj del primer día. Dan Martin cedió 12s; Dumoulin, 44s; Nibali, 1m 17s, y Richie Porte, 7m 55s.

Al Tour de los Emiratos le quedan aún dos etapas importantes, la llegada del miércoles a la presa de Hatta, con un repecho final al 17%, y el regreso el viernes a las montañas de Hajar, con la ascensión a los 1.400 metros de Jebel Jais, la montaña más alta de la región.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >