Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España gana el primer Europeo de fútbol sala femenino

Las de Claudia Pòns derrotan a Portugal (0-4) en su cancha en un ejercicio de solidez defensiva

Las jugadoras españolas celebran uno de los goles.
Las jugadoras españolas celebran uno de los goles.

En mitad de la fiesta del deporte rey femenino en España, la selección española de fútbol sala no quiso ser menos. Las de Clàudia Pons se llevaron este domingo en la localidad portuguesa de Gondomar el primer Europeo oficial de la historia al derrotar a Portugal 0-4. Acabó así un camino iniciado hace cinco meses en Madrid con una breve fase de clasificación que dejó para este fin de semana una suerte de Final Four entre Ucrania, Rusia, España y Portugal. Las españolas se deshicieron de las rusas 5-0, y las lusas hicieron lo propio endosando un 5-1 a las ucranianas. Fue una final entre las favoritas.

"Me imagino un partido largo, duro, competitivo, con muchas interrupciones, porque somos dos equipos que nos conocemos bien", explicó por teléfono, 24 horas antes de la final, la seleccionadora. Acertó. España aplicó durante los primeros diez minutos de partido una presión asfixiante que cortó los circuitos de pase de las portuguesas, a quienes penalizaron los nervios de jugar ante su gente. Una buena combinación entre Mayte Mateo y Berta permitió a la primera meter la puntera y abrir el camino de las españolas hacia el trofeo.

PORTUGAL, 0 - ESPAÑA, 4

Portugal: Ana Catarina, Inês Fernandes, Carla Vanessa, Ana Azevedo, Pisko, -cinco inicial- Naty, Taninha, Fifó, Cátia Morgado, Janice Silva, Sara Ferreira, Lídia Moreira, Rute Duarte, Jenny.

España: Silvia, Isa, Ampi, Peque, Consu -cinco inicial- María, Noelia, Luci, Berta, Mayte, Vanessa Sotelo, Amelia Romero, Irene Samper y Ana Luján.

Goles: 0-1, m.4: Mayte. 0-2, m.6: Ana Luján. 0-3, m.10: Amelia Romero. 0-4, m.36: Vanessa Sotelo.

Árbitros: Chiara Perona (ITA) e Irina Velikanova (RUS).

Incidencias: Final de la Eurocopa femenina de fútbol sala disputada en la ciudad portuguesa de Gondomar.

Fueron los mejores minutos de España. En la enésima pérdida de las lusas en su campo, Luján se quedó sola ante la portera Ana Catarina. Definió con clase, buscando la escuadra del palo corto, para poner el 0-2. El tercero salió de las botas de Amelia Romero en una falta directa que buscó el palo defendido por la portera, a quien se le escapó el balón de las manos. Apenas se llevaba jugado un cuarto de partido y las españolas ya habían alcanzado una renta sólida.

A falta de siete minutos para el final de la primera mitad, Silvia, la meta española, hizo su primera intervención de mérito. A partir de ese momento, las portuguesas llegaron en aluvión. Tuvieron ocasiones para recortar distancias de todos los colores: disparos colocados, remates escorados tras contraataques, mano a mano. No pudieron con ella. Tras más de treinta remates (un tercio entre los tres palos), las de Luis Conceiçao se fueron del la final con el zurrón de goles vacío. A ello contribuyó también Isa García, que llegó a sacar un balón bajo palos.

Los buenos entrenadores imprimen su carácter a sus equipos. La selección española es un reflejo del de Claudia Pòns: aguantaron el chaparrón serias e intensas, en un ejercicio defensivo que terminó por desesperar a las lusas. A falta de cinco minutos para el final, optaron por el juego de cinco. La medida solo sirvió para que Vanessa hiciera el cuarto en un contraataque que cogió a Portugal sin portera.

"Creo que al fútbol sala femenino todavía le falta recorrido y reconocimiento. Ganar este Europeo significaría precisamente eso, que la gente nos conozca. Necesitamos más apoyo", reflexionó Pòns antes de la final. España logró más que eso: ser la primera campeona continental de fútbol sala femenino.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >