Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid de Laso disputará su 23ª final en ocho temporadas

El conjunto blanco supera con solvencia al Joventut de un extenuado Laprovittola y se cita con el Barça en la pelea por el título copero

Deck lanza ante Laprovittola. En vídeo, sus declaraciones tras el partido.
Copa del Rey Semifinal

Finalizado

El Real Madrid disputará este domingo en su pista del WiZink Center su 48ª final en 82 ediciones de la Copa, la séptima en los ocho años de Pablo Laso en el banquillo, en los que solo ha perdido dos partidos en el torneo. Los blancos no fallaron ante el Joventut de un extenuado Laprovittola (de 50 de valoración en cuartos a 10 en semifinales) y firmaron la cita con el Barça en otra final, la 23ª de la era Laso (sobre 31 posibles) en busca de la que sería la 28ª Copa del club y el 17º título con el técnico vitoriano al mando. Desde la salida del Madrid del Laso jugador, en 1997, hasta su segunda llegada al club, en junio de 2011, los blancos solo ganaron cuatro trofeos en 14 cursos: la Liga de Sergio Scariolo, en 2000; la de Bozidar Maljkovic, en 2005, con el triple de Herreros en Vitoria; y el doblete de Liga y ULEB con Joan Plaza en 2007. En su octava temporada, Laso sigue cumpliendo con su credo, “competir en cada torneo hasta el último día”. La voracidad madridista no cesa.

Con Ayón (16 puntos y nueve rebotes), Randolph, Deck y Campazzo al frente, los blancos no dejaron resquicios a la ilusión del Joventut. Tras la histórica sacudida de Laprovittola en cuartos (36 puntos, cuatro rebotes, siete asistencias, nueve faltas recibidas y 50 de valoración), el Madrid tenía claro a quien dedicar vigilancia exclusiva en la semifinal. Laso reclutó para la misión a Causeur, como hiciera en la final de la Euroliga en Belgrado para secar a Sloukas. El francés partía con una notable ventaja física porque sus piernas tan solo acumularon 10 minutos de desgaste ante el Estudiantes con el duelo ya resuelto y descargado de presión, frente a los 34 con los que tuvo que exprimirse el base argentino para sellar la gesta del Joventut ante el Baskonia.

Los grilletes de Causeur funcionaron y dejaron a Laprovittola en dos puntos, una asistencia y -3 de valoración en los primeros 10 minutos. Después, exhibiendo repertorio, salto a la pista Taylor para tomar el relevo en el abnegado ejercicio de ser la lapa del argentino. El exhaustivo marcaje al hombre para jugar cuatro contra cuatro llegó hasta el extremo de que cuando Laprovittola se sentó para recuperar el aliento, tras 13 minutos consecutivos al sprint, también lo hizo el especialista sueco del Madrid. Mientras tanto, en el otro partido que se disputaba simultáneamente, los de Laso comenzaron a coger vuelvo rumbo a la final.

El abrumador dominio del rebote, con Randolph, Tavares y Ayón campando a sus anchas en la pintura; los puntos y las recuperaciones del pívot mexicano; y la intensidad a pista completa, comenzaron a destartalar la fatigada resistencia verdinegra (41-25, m. 17). Dimitrijevic no era Laprovittola y Todorovic no daba siempre abasto en la zona, pero bastaron tres triples, uno de Ventura y dos consecutivos de Morgan para ilusionar a la afición de la Penya tras un parcial de 2-11; ya con Laprovittola y, por supuesto con Taylor, en pista. Entre el baloncesto, el balonmano y el ajedrez entre Laso y Durán, el choque se tomó un respiro con una diferencia en el marcador mucho más abarcable para el Joventut que la que sufrió el Estudiantes (48-38).

No quería el Joventut que la carroza se convirtiera en calabaza tras el bocinazo final y, con Todorovic como ariete se lanzó intrépido y orgulloso a exprimir su sueño. Pero llegaron al tiempo la tercera personal del pívot montenegrino y un parcial de 12-0 para el Madrid después del trabajoso acercamiento verdinegro. El argentino que comenzó a destacar fue Deck, aportando intensidad en defensa y puntos en ataque como ante el Estudiantes en cuartos. Con bravura y clase, el opositor a Nocioni, lució vigor mientras Laprovittola, fundido, buscaba el aire a bocanadas. Del 54-48 al 66-48 en apenas tres minutos. Sin el guía verdinegro enfrente, Taylor se liberó para colocar los 20 de renta antes de la recta de meta (71-51, m. 29). Ya no quedaba semifinal. El Madrid de Laso peleará ante el Barça por extender su memorable palmarés. Ante los azulgrana ha conquistado nueve de sus 16 títulos en estos ocho años.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información