Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal busca impulso en Lisboa

Deprimido en LaLiga, el conjunto de Calleja afronta la eliminatoria ante el Sporting con moderada ilusión

Cazorla saca un córner durante un partido de LaLiga en La Cerámica.
Cazorla saca un córner durante un partido de LaLiga en La Cerámica.

El desvelo de la Liga no le permite al Villarreal alegrías en Europa. La tensión del día a día en una temporada deprimente se veía reflejada en las caras de la plantilla amarilla durante el desplazamiento a Lisboa, que recibió a la expedición castellonense con un clima agradable. Solo la perenne simpatía de Santi Cazorla esbozó alguna sonrisa en los asientos finales del vuelo chárter, donde se ubicó el asturiano para jugar una partida de cartas a cuatro manos. Los demás compañeros se encontraban ensimismados con sus aparatos electrónicos y Fernando Roig tampoco escondía su preocupación.

El Villarreal afronta la ida de los dieciseisavos de final ante el Sporting de Portugal (21.00, Movistar+ LC) intentando convencer a los suyos y el entorno de que no hay derrota útil, que una victoria en el José Alvalade puede resultar balsámica, un impulso moral para un equipo deprimido que no conoce la victoria desde el último partido de la fase de grupos de la Europa League, frente al Spartak de Moscú.

“Todas las victorias refuerzan. El partido llega en el mejor momento porque es el que toca. Vamos a competir y tenemos la ilusión por seguir pasando”, entiende el restituido Calleja, que para el duelo en Lisboa prescindió de Miguelón, Bonera y Gerard, Moreno además del sancionado Jaume Costa. El técnico madrileño aplicará las rotaciones, así que Javi Fuego apunta al once titular. “Afrontamos el partido con muchísimas ganas. Es una oportunidad única para seguir creciendo”, redunda el centrocampista asturiano.

El Sporting de Portugal es un clásico en Europa, el tercer equipo portugués por títulos y heráldica. En el presente campeonato ocupa la cuarta posición, alejado en nueve puntos del líder, el Oporto de Casillas.

La pasada temporada resultó convulsa para el Sporting, que vivió una tormenta extradeportiva provocada en gran medida por el excéntrico expresidente Bruno Carvalho, lo que propició la salida en el pasado verano de jugadores importantes como Rui Patricio, Gelson Martins o William Carvalho. En la actualidad, el juego verdiblanco, con un sistema 4-3-3, gravita en torno al talento de Bruno Fernandes, tras regresar este dos cursos atrás a Portugal después de su paso por el Udinese y la Sampdoria. La referencia en el ataque es Bas Dost, el tallo holandés que remata todo lo que le procuran.

Ante el Villarreal no estará presentes los exvalencianistas Mathieu y Nani, lesionados.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información