Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUROLIGA JORNADA 20 | REAL MADRID, 92-EFES, 84

Llull y Randolph atajan al Efes

El Real Madrid logra su 16ª victoria en 20 jornadas de Euroliga tras rendir al cuadro turco (92-84) en un partido intenso y equilibrado

Tavares intenta taponar a Dunston
Tavares intenta taponar a Dunston EFE
Euroliga Fase Regular

Finalizado

El Real Madrid atajó el brío del Efes turco en un partido intenso y laborioso y logró su 16ª victoria en 20 jornadas de Euroliga. Un triunfo, con valor estratégico para instalarse en los primeros puestos de la clasificación, cimentado sobre la decisiva aportación de Randolph y Llull. El estadounidense (24 puntos, seis rebotes y 28 de valoración) se encargó de la presentación y parte del nudo y el menorquín (19 puntos, ocho rebotes -récord personal en el torneo-, cinco asistencias y 19 de valoración), del desenlace. Después de sumar un errático 0 de 7 en triples, Llull se convirtió en el protagonista de una trepidante recta final (12 puntos en el último cuarto) en la que el Efes terminó por descabalgar tras un notable encuentro de Micic (21 puntos). El Madrid ganó de calle el rebote (40-19), Rudy secó al jugador franquicia de los de Ataman con un marcaje de museo que le dejó a 0 en el último cuarto y, a falta de 10 jornadas, el campeón agarró un premio que le da ya cuatro victorias de colchón sobre la quinta plaza (Olympiacos) para lograr el factor cancha y ocho sobre el 9º para garantizar en breve su billete definitivo a cuartos.

Micic y Simon, con siete puntos por barba, lideraron la convincente puesta en escena del Efes en el WiZink Center ante la que el Madrid se defendió con la eficiencia de Randolph y la intimidación de Tavares. Las asistencias de Campazzo (cuatro en los seis primeros minutos) quedaron rebajadas por dos pérdidas de balón que permitieron al conjunto turco coger carrerilla en su producción anotadora. También lo hizo Randolph, con una sobresaliente hoja de servicios en el primer cuarto: 14 puntos (con 3 de 4 en triples), dos rebotes, dos faltas recibidas y 16 de valoración en 10 minutos. Suficiente para equilibrar el pulso él solo (21-21, m. 10). Randolph valía exactamente lo mismo que la suma Micic-Simon.

Real Madrid, 92 - Efes, 84

Real Madrid: Campazzo (8), Causeur (5), Taylor (8), Randolph (24), Tavares (10) —cinco inicial— Rudy Fernández (2), F. Reyes (6), Ayón (3), Carroll (5), Llull (19), Thompkins (2).

Efes: Balbay (0), Simon (9), Micic (21), Moerman (5), Dunston (5) —cinco inicial— Larkin (8), Beaubois (8), Motum (13), Sanli (0), Pleiss (15), Anderson (0).

WiZink Center, 8.972 espectadores.

Tras casi un mes de baja por una lesión muscular en el glúteo de la pierna derecha regresaba Carroll a la lista y Laso no tardó en reclutarle para sumar artilleros a la causa. Pero, mientras calentaba la muñeca el escolta de Wyoming tras ocho partidos ausente, fue Tavares el que tomó el relevo en la intendencia (seis puntos en ese tramo). Ayón se marchó al banquillo tras un trastazo en la cara y Randolph también pidió la silla para tomarse un respiro. Entre la voluntad y la necesidad, el caboverdiano se agigantó para intentar compensar la efectividad de un Efes impulsado ahora por la conexión Larkin-Pleiss. Llegaron a la vez la segunda falta del pívot alemán y el primer triple de Carroll y la secuencia reactivó al Madrid, justo antes del viaje a los vestuarios. En apenas tres minutos se pasó del 30-35 al 40-38. Para entonces, los blancos casi doblaban a su rival en la estadística reboteadora. Sin embargo, sobre la bocina del descanso, Micic alcanzó los 15 puntos y selló las tablas (42-42, m. 20). El segundo y el cuarto de la clasificación anunciaban otro intenso mano a mano.

En el partido de la primera vuelta en el Sinan Erdem, el Madrid fue a remolque desde el minuto 15 hasta el 39 y llegó al último cuarto con 14 puntos de desventaja. Pero el campeón no dejó de creer en la victoria, atajó la notable producción de Moerman, Micic y Pleiss, apretó las tuercas en defensa y firmó un último cuarto macizo (8-24) para lograr el triunfo abrazado a un sobresaliente Gustavo Ayón (34 de valoración aquel día). La victoria como premio a su constancia competitiva. Justo lo que faltó la pasada jornada ante el Buducnost. “Tenemos mucho margen de mejora. Hay que ajustar algunas cosas para que, cuando llegue la Copa, estemos a tope. Hay que subir el nivel, jugar mejor y estar más concentrados", apuntó Alberto Herreros, director deportivo de la sección, tras el sorteo de la Copa, al tiempo que reconocía que la vorágine de encuentros provocaba en ocasiones la pérdida de la hoja de ruta y la consiguiente necesidad de respirar y entrenar para reconstruir planteamientos.

Esta vez faltó consistencia pero no concentración en el conjunto de Laso. Cuatro puntos más de Tavares, una asistencia inverosímil de Campazzo para el triple de Taylor, varias vuelta de tuerca en defensa, un tapón de videoteca del caboverdiano y una poderosa canasta de Randolph sirvieron al Madrid para ensayar el primer demarraje de la noche tras un parcial de 9-2 en tres minutos (51-44, m. 23). Ataman leyó rápidamente la cartilla a los suyos que, con un 0-7 de vuelta, empataron en un santiamén. Pero una técnica al entrenador turco por protestar y un triple de Causeur volvieron a dar un mínimo aliento a los locales.

A 14 minutos para el final, Randolph ya superaba la veintena de puntos, pero Micic le echó el guante acto seguido con otros 21 para elevar definitivamente las revoluciones de un duelo mayúsculo. Y, con los decibelios desatados, Llull, negado en el perímetro pero vivo en el rebote, se sumó a la cita. Tras fallar su quinto triple en el partido, el de Mahón recuperó el balón, hizo un caño a su defensor, se lanzó con intrepidez a por la canasta y dejó el desenlace un 64-61 al término del tercer cuarto. Cuatro puntos de Felipe estiraron un poco más la cuerda (70-63, m. 32) pero, con la doble batuta Beaubois-Larkin, el Efes se reenganchó con fuerza (72-72, m. 33). Después de un 0 de 7 llegó el primer triple de Llull y su liberación fue la de su equipo. Otro triple más, ocho puntos consecutivos, las primeras carreras a campo abierto y el magistral marcaje de Rudy a Micic y Simon acercaron al Madrid a la meta (81-72, m. 36). No se rindió el cuadro turco, pero tampoco paró Llull hasta agarrar la 16ª victoria del campeón.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información