Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se queda sin milagro

La selección, sin opciones ya de entrar en semifinales, derrota a Brasil y mantiene su carrera por una plaza en el preolímpico

Gedeon Guardiola (i) y Viran Morros (c) frenan a Haniel Langaro
Gedeon Guardiola (i) y Viran Morros (c) frenan a Haniel Langaro AP

España necesitaba que la moneda cayera de canto, que Alemania y Croacia empataran, para seguir alimentando el milagro de aspirar a las semifinales del Mundial. Y faltó muy poco.Todo el partido estuvo en un puño y a los dos minutos finales se llegó con los equipos igualados, pero una infracción en ataque de los balcánicos y un gol posterior del germano Gensheimer decidieron un duelo disputado con sangre en los ojos (21-22). Ahí quedaron definitivamente enterradas las últimas opciones de medalla de la selección y ahora solo puede perseguir una plaza para el preolímpico. 

España, 36 - Brasil, 24

España: Pérez de Vargas; Solé (6, 1p), Gurbindo (-), Gedeón Guardiola (3), Morros (-), Raúl Entrerríos (2) y Ángel Fernández (2) -equipo inicial- Corrales (ps), Alex Dujshebaev (2), Sarmiento (1), Aginagalde (3), Cañellas (5), Aleix Gómez (4), Ariño (6), Goñi (2) y Figueras (-)

Brasil: Tercariol (1); Chiuffa (2), Toledo (1), Henrique Teixeira (-), Langaro (4), Borges (1) y Pozzer (2) -equipo inicial- Almeida (ps), Valadao (1), Thiagus Petrus (2), Vinicius Teixeira (1), Novais (-), Ponciano (-), Nantes (4), Hackbarth (2, 1p) y Rodrigues (3)

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-3, 10-4, 12-6, 15-10 y 19-13 (Descanso); 23-14, 25-15, 27-19, 30-22, 33-24 y 36-24 (Final)

Árbitros: Pavicevic y Raznatovic (MNE). Excluyeron por dos minutos a Raúl Entrerríos, Morros y Gedeón Guardiola, por España; y a Rodrigues (2), por Brasil.

Su victoria por la tarde contra Brasil (36-24) le asegura el cuarto puesto del grupo y, al menos, tiene garantizado luchar el sábado por la séptima posición del campeonato, la última que da acceso al preolímpico. Pero si este miércoles, contra Alemania (20.30, Teledeporte), mejora el resultado que Croacia consiga ante Francia, ya la tendría garantizada al terminar esta fase en tercera posición. Incluso, si cae, y también lo hacen los balcánicos y Brasil gana a Islandia.

Antes de cruzar los dedos por un empate entre alemanes y croatas, los Hispanos disputaron su final. Perder con los cariocas significaba no conseguir el billete para el preolímpico en este Mundial y fiarlo todo al Europeo de dentro de un año. Y este match point llegaba, además, con el componente emocional para el entrenador, Jordi Ribera, de hacerlo ante el equipo que formó y dirigió hasta 2016. Enfrente tenía a sus cachorros que ya se han hecho adultos y que el día anterior asombraron con una deslumbrante victoria contra Croacia. La respuesta estuvo a la altura del objetivo olímpico y lejos de la temida melancolía. La selección no se dejó llevar, ejecutó un partido sobrio y despachó a un rival fatigado.

El duelo duró un cuarto de hora, lo que tardó España en acumular una ventaja de siete goles en el minuto 15 (10-3). Lo hizo apoyado en las dos únicas vigas maestras que le han respondido siempre en lo que va de torneo: Ferran Solé y la portería. Desde el primer ataque, rubricado con un tanto del pistolero del Vallès, la selección marcó pronto distancias. El extremo del Toulouse torturó la portería canarinha (sus seis tantos los consiguió en 18 minutos) y Gonzalo Pérez de Vargas echó el cerrojo en la propia (cuatro paradas en los seis primeros lanzamientos que recibió). Washington Silva, el que fuera segundo de Ribera, pidió tiempo muerto para reducir daños, pero nada cambió en la pista de Colonia. Al juego fluido español se sumó también Joan Cañellas, que aportó goles (cinco) y asistencias.

En el lado contrario, Haniel Langaro, exuberante el domingo contra Croacia con nueve dianas, no anotó hasta el toque de bocina que mandaba a los jugadores al vestuario con un 19-13. La estrella brasileña era el síntoma de un conjunto agotado tras la exhibición ante los balcánicos. En la segunda parte, aplicó cosmética a sus estadísticas, con tres goles más.

En la reanudación, el choque ya no tuvo mucha historia. Un inicio aplicado de los Hispanos terminó de cerrar el choque a cal y canto. Fue el momento de ceder los focos a los personajes secundarios. Aitor Ariño sumó cinco tantos sin errores; Iosu Goñi, inédito en este Mundial salvo una aparición fugaz contra Francia, estrenó su cuenta con dos goles; y el cadete Aleix Gómez, ausente en el decisivo duelo del sábado, se dejó ver con cuatro dianas y dio descanso a Ferran Solé. Hubo tiempo, incluso, para el regreso a la cancha de Rodrigo Corrales, sustituido el fin de semana por Arpad Sterbik después de que le cayera encima una valla publicitaria. Recuperado de sus heridas en la pierna, Ribera lo devolvió a la manada. El guardameta gallego salió para un defender un siete metros que terminó dentro. A él y a España todavía les quedan una batalla por librar.

Resultados de la jornada

GRUPO 1

España, 36 - Brasil, 24

Croacia, 21 - Alemania, 22

GRUPO 2

Suecia, 27 - Noruega, 30

Egipto, 20 - Dinamarca, 26

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >