Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça se pone a tono antes del clásico

Kuric, Tomic y Heurtel lideran el contundente despliegue ante el Armani Milán

Séraphin obstaculiza a Jerrels. Ampliar foto
Séraphin obstaculiza a Jerrels. EFE

El despliegue ofensivo, la preeminencia en el rebote y la notable puntería del Barcelona relucieron en el desinhibido duelo que mantuvo con el Armani Milán. El partido le pilló al equipo de Svetislav Pesic entre su derrota del miércoles ante el Panathinaikos y el clásico que le espera este domingo ante el Real Madrid. Le vino al pelo, porque se recuperó del traspié en Atenas y corrigió su descalabro en el rebote, que tanto le molesta a su entrenador serbio. Esta vez capturó 36 rebotes, 13 más que su rival, en uno de los aspectos que marcó la deriva del partido.

El Armani Milán de Pianigiani se ha convertido en una de las más agradables sorpresas de la competición. Llegó al Palau con un balance de seis victorias en ocho partidos y una estupenda media de 88 puntos en ataque. Juega rápido, sin dudas, con muchísima desenvoltura. El Barcelona demostró que puede llegar a sentirse muy a gusto ante ese tipo de propuestas. Sufrió al principio, cuando los italianos acertaron con su primera salva de triples, 13-21, con cinco aciertos desde la máxima distancia. Pero cuando se hizo amo y señor del rebote y detectó las grietas de la defensa italiana, el Barcelona pasó a desplegar su mejor juego.

Kyle Kuric no necesitó muchos minutos para irradiar su vivacidad y puntería: dos triples, 15 puntos, además de cinco rebotes. Ante Tomic dio un curso ante los pívots rivales, aunque se benefició de los problemas físicos y técnicos que descuadraron a Tarczewski. Se añadieron a las mermas de su equipo, que no pudo contar con uno de sus mejores hombres, el base serbio Nemanja Nedovic. El caso es que Tomic concluyó con 12 puntos. Thomas Heurtel reclamó los focos con su conocido talento ofensivo: 20 puntos y seis asistencias.

BARCELONA, 90; ARMANI MILÁN, 80

Barcelona Lassa: Pangos (7), Kuric (15), Hanga (4), Singleton (8), Tomic (12) –equipo inicial-; Séraphin (6), Pau Ribas (0), Blazic (8), Heurtel (20), Oriola (8) y Claver (2).

Armani Milán: Cinciarini (5), James (19), Brooks (17), Micov (6), Tarczewski (0) –equipo inicial-; Gudaitis (13), Bertans (0), Kuzminskas (10) y Jerrells (10).

Parciales: 24-25, 29-17, 21-12 y 16-26.

Árbitros: Christodoulou, Hordov y Balak.

Palau Blaugrana. 5.239 espectadores. 9ª jornada de la Euroliga. El Barça suma seis victorias y tres derrotas.

El Barcelona dejó medio sentenciado el partido porque afrontó el último cuarto con 20 puntos de ventaja (74-54). Para entonces, Oriola, Blazic, Singleton, Pangos y Séraphin ya se habían explayado en el buen funcionamiento general de los sucesivos quintetos que barajó Pesic

El Barcelona bajó un poco el pie del acelerador en el tramo final y dejó la brecha final en diez puntos. Pero el juego y el resultado resultaron tonificantes para un Barcelona que aguarda el examen del clásico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información