Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

El juez dicta medidas cautelares contra la mano derecha de Rubiales

Andreu Subies, vicepresidente de la Federación Española de Fútbol, imputado por el presunto desvío de dinero federativo, deberá comparecer en el juzgado una vez al mes

Andreu Subies (c), en una imagen de 2017 en Madrid.
Andreu Subies (c), en una imagen de 2017 en Madrid. EFE

Tras un recurso de la Fiscalía, el juez Santiago Pedraz ha dictado medidas cautelares contra Andreu Subies, vicepresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y mano derecha del presidente Luis Rubiales. Subies, que fue detenido el pasado 30 de octubre por el presunto desvió de 518.000 euros procedentes de las arcas federativas, fue puesto en libertad un día después en calidad de investigado, pero sin medidas cautelares. Ahora, deberá pasar una vez al mes por el juzgado para evitar el riesgo de fuga. La no imposición de medidas cautelares fue el principal argumento esgrimido por la Federación para mantener en el cargo a Subies, tras ser interrogado y puesto en libertad por el juez en calidad de imputado. “La Junta Directiva de la RFEF ha acordado hoy mantener en sus funciones al vicepresidente, Andreu Subies, quien ha puesto a disposición su cargo durante su intervención en este órgano directivo, opción que ha sido desestimada La Junta considera fundamental respetar la presunción de inocencia, y por este motivo, se ha determinado que Andreu Subies debe continuar desarrollando su trabajo con absoluta normalidad, dado que fue puesto en libertad sin ninguna medida cautelar, hecho de máxima importancia”, emitió la RFEF en su comunicado. “La presunción de inocencia es fundamental en el caso de una persona que ha declarado durante veinte minutos y ha sido puesta en libertad sin ningún tipo de restricción a su libertad y eso es un hecho muy importante que se diga”, reiteró Luis Rubiales días después en una comparecencia en Canarias. De momento, la Federación no se ha pronunciado sobre esta nueva situación y no ha comunicado si esto puede derivar en la suspensión de Subies.

En la denuncia anónima contra Subies que motivó su detención se denunciaban los supuestos sobrecostes en las obras de remodelación realizadas en 2014 en la sede de la Federación Catalana de Fútbol. Aquellos trabajos de reforma fueron adjudicados a la inmobiliaria Tastavins, propiedad del empresario, también detenido el 30 de octubre, José Contreras, por un importe de 518.702 euros. Ese importe fue abonado por la Federación entonces presidida por Ángel María Villar, que a su vez mantenía una estrecha relación con Contreras.

Tastavins, de la que no consta que tenga empleados, subcontrató los trabajos a una constructora por menos de la mitad de ese importe. En concreto, por 239.000 euros. El resto del importe pagado fue supuestamente desviado a pagar otros trabajos. En concreto, en un restaurante de Cambrils (Tarragona) en el que figura como administradora la esposa de Subies, y en el domicilio particular de este en la misma localidad costera.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >