Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cazorla: “No me siento un ejemplo a seguir”

Tras dos años de operaciones y muchas dudas, el asturiano vuelve a sentirse futbolista en el Villarreal y no se plantea una retirada a corto plazo

Santi Cazorla, en la Ciutat Esportiva del Villarreal.
Santi Cazorla, en la Ciutat Esportiva del Villarreal.

Como si siete años no fuesen nada. Santi Cazorla es el mismo de siempre, de regreso a su casa, el Villarreal, que le ha acogido para que el asturiano, a sus 33 años, recupere la felicidad que le produce ser futbolista. Con mucho sacrificio y superando dos años de operaciones, dolor y dudas, ha vuelto al fútbol. Su hijo Enzo le quería ver de nuevo en los terrenos de juego.

Pregunta. En su regreso al fútbol, ¿qué sensaciones está experimentando?

Respuesta. Después de un periodo complicado por la lesión, el volver a jugar es todo un logro, algo por lo que he peleado mucho tiempo. Intento disfrutar cada minuto, tanto de los entrenamientos como de los partidos.

P. ¿Cómo se encuentra tras tres meses de competición?

R. Bien, cada vez mejor. Sigo teniendo dolores que hacen que esté algo incómodo pero no me limitan mucho y cada día me encuentro mejor.

P. ¿Esperaba sentirse así después de la larga y traumática ausencia de los terrenos de juego?

R. La verdad que era complicado verse en la situación que estoy ahora mismo después de todo el trayecto de lesión durante dos años. Era muy difícil porque la lesión fue muy complicada y la verdad es que estoy muy satisfecho. Era algo impensable un año atrás pensar en estar al nivel que estoy ahora. Estoy muy contento y tengo que agradecer a las personas que han estado conmigo trabajando durante todo este tiempo.

P. ¿Tuvo dudas de si volvería a parecerse al Cazorla pasado?

R. Tuve dudas de si volvería a jugar al fútbol en muchos momentos de la lesión. Hubo momentos en los que pensé en tirar la toalla porque no avanzaba, pero la verdad es que he peleado por intentar estar a este nivel y demostrar que podía ser yo, que podía acercarme al nivel que había dado antes de la lesión. Cada día soy más optimista.

P. ¿Qué ha aprendido en los más de dos años de ausencia?

R. A valorar mucho todo lo que hay alrededor del fútbol. Al final cuando estás en el día a día no le das valor a las concentraciones, a los entrenamientos, a compartir el tiempo con tus compañeros, a ir a los estadios…

"Algún dolor que tengo va a convivir conmigo el resto de mi vida"

P. ¿Se sintió decepcionado con alguien en este tiempo de convalecencia?

R. No. Sí que es verdad que te das cuenta de las personas que están a tu lado y por suerte he tenido muchas. Muchos compañeros que me han estado escribiendo durante todo este tiempo, muchos amigos y la familia, que ha sido fundamental en mi recuperación.

P. Ha demostrado tener una alta capacidad de resiliencia.

R. Siempre he sido un poco cabezón. Al final quería volver a jugar al fútbol y siempre he creído en ello, y lo he conseguido.

P. ¿Temió quedarse cojo?

R. No sé si cojo, pero es verdad que en momentos de la lesión me costaba mucho levantarme y caminar con normalidad. Hubo momentos que pensé que me iba a quedar una secuela para siempre y creo que tengo algún dolor que va a convivir conmigo el resto de mi vida.

"Siempre he sido un poco cabezón. Y al final he conseguido volver a jugar"

P. ¿Qué peaje ha tenido que pagar para volver a sentirse futbolista?

R. El de estar sin la familia. El no estar con mis hijos y mi mujer ha sido duro. Han sido dos años estando mucho tiempo solo en hoteles, tanto en Vitoria como en Salamanca y eso fue lo más complicado. Mi familia se mudó de Londres a Asturias, con el consiguiente cambio de colegio de mis hijos —Enzo de ocho años e India de 5—. Ahora se han trasladado conmigo a Valencia. Tres cambios de residencia y de colegios en menos de un año. Mi hijo Enzo me preguntaba si no iba a jugar más. Ahora viene a verme a La Cerámica. Fue una gran motivación para recuperarme.

P. En este tiempo, ¿en qué ha cambiado Cazorla?

R. Para nada me siento un ejemplo a seguir como me dicen. Al final he intentado volver a jugar al fútbol y he tenido una lesión inusual y complicada. Pero hay problemas en la vida mucho mayores y complicados. He sido constante y lo he conseguido. Pero no soy diferente de nadie, cualquiera lo hubiera hecho.

P. Manuel Pellegrini asegura que el fútbol y la vida exigen un compromiso ético y estético. ¿Importan las formas tanto como el resultado?

R. Sí, por supuesto. Las formas son muy importantes. No nos damos cuenta pero los futbolistas somos un ejemplo para todos los niños que copian todo lo que ven por la televisión, tanto lo bueno como lo malo.

"No me planteo la retirada. Espero seguir varios años más a buen nivel"

P. ¿Fue feliz en Londres?

R. Mucho. No pensé que echaría tanto de menos al Arsenal. Al final estás a gusto en una gran ciudad, en un gran equipo, una gran afición y una gran Liga. Te das cuenta cuando no estás ahí de la gran dimensión que tiene el Arsenal, no solo en Europa.

P. ¿Quién dio el primer paso para su regreso al Villarreal?

R. Siempre he considerado que es mi casa. Me dieron la oportunidad de jugar en Primera División cuando tenía 18 años y desde siempre he tenido una relación muy especial con toda la directiva.

P. ¿Hasta cuándo Cazorla futbolista?

R. No me planteo si me queda un año o dos. Me encuentro bien y espero seguir jugando varios años más a buen nivel. No me planteo a corto plazo la retirada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información