Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Godín: “Simeone me dijo que me quedara arriba para molestar”

"Yo creo que el fútbol, más allá de estilos, más allá de formas, tiene una parte emocional", dice el técnico del Atlético tras la remontada

atletico - athletic
Godín celebra el gol de la victoria del Atlético ante el Athletic y es felicitado por Vitolo. PRESSINPHOTO/GTRES

Un partido emocional deparó a un Diego Pablo Simeone emocionado y sentido en la sala de prensa. Una explosión emocional de sentimientos ante uno de esos partidos capaces de que hasta el técnico del Atlético deje en un segundo plano lo táctico para dar paso a la transmisión de las sensaciones. “Yo creo que el fútbol, más allá de estilos, más allá de formas, tiene una parte emocional que minutos como los del final del partido para los que al que le toca ganar son tremendos. Lo sabemos muy bien porque nos tocó perder una final en el 93 (en la Liga de Campeones de 2014), o empatarla, en el alargue. Nos llevamos una victoria muy trabajada, con un corazón tremendo. Hoy, el Metropolitano apareció en el momento que tenía que aparecer”, enfatizó Simeone.

“Me quedo con el esfuerzo, con el ambiente. Es fantástico. Este estadio es tremendo. En el final del partido, para meterle más emoción, nos metimos en el VAR para que nos dé esta vez a favor nuestro, que nos da una victoria para mí de las más emocionantes en el Wanda Metropolitano, seguro. Sentí una gran emoción con el gol de Godín”. “En el momento que se lesiona, el primero gesto era salir. Después, veo la intención de querer quedarse y es difícil marcar a uno que está parado. ¿Qué haces? ¿Marcarle o no? ¿Le dejas solo? No. Lo tienes que marcar por más que esté lesionado. Esto es así. Allá en el 70, en el 80, muchos entrenadores lo habían hecho y hay que veces como hoy que genera la perfección”, relató Simeone.

El central del Atlético apareció eufórico y habló embargado por la misma emoción que su entrenador. “Este es un momento único que te da el fútbol. Te llena de alegría. Sabía que podía hacer gol. Es un momento que te llena de emoción, alegría, satisfacción y felicidad. Es difícil explicarlo con palabras, pero imaginarte en el minuto que fue, con todo el mundo cantando, con las circunstancias que se habían dado, cómo estaba yo...", expresó el central. “Cuando sentí la rotura, que fue cuando hizo el gol Williams, cuando sentí el latigazo, iba a salir, le di el brazalete de capitán a Antoine (Griezmann), me dijo Simeone que no había más cambios, dudé unos segundos y me dijo “quédate arriba para molestar”. Y simplemente eso. Fueron muchos minutos desde que me rompo hasta el final. Sí pensé en salir, porque prácticamente no podía correr, sabía que podía ayudar, en una pelota así, una falta... Creo que estaré 20 días de baja”, explicó. Pendiente de la evolución en las próximo 48 horas, el parte médico describió una lesión muscular en el muslo izquierdo.

“La verdad es que ha sido un partido espectacular, parecía un partido de película, y al final nos vamos muy contentos, prácticamente el partido se nos puso dos veces muy mal, después hemos sido prácticamente uno menos porque Godín no podía correr, y al final ese jugador menos nos dio la victoria”, se congratulaba Vitolo.

Tomás Reñones, en la UVI por una lesión cerebral, pero ya fuera de peligro

Tomás Reñones, el legendario lateral derecho del Atlético, que ahora cumplía labores en el club de enlace con la plantilla, está ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva, tras haber sufrido a primeras horas de la tarde una lesión cererbral. En el club primero confirmaron la gravedad y después informó que ya se encontraba fuera de peligro y que está pendiente de próximas pruebas y de evolución. 

 Tomás se sintió indispuesto con vómitos antes de acudir al Wanda Metropolitano para presenciar el partido ante el Athletic y avisó a los servicios médicos del Atlético, que le visitaron en su casa y decidieron el ingreso hospitalario con urgencia.

Abatido estaba Eduardo Berizzo. Para el entrenador del Athletic, la derrota fue muy dolorosa. El Atlético terminó por enterrar el que quizá ha sido uno de los partidos más serios y más trabajados que sus jugadores han ejecutado últimamente. Para colmo, la remontada ahoga más al equipo en los puestos de descenso. "Tuvimos un partido destacado, pero me voy decepcionado, frustrado. El 2-2 ya me parecía demasiado castigo. En la primera parte defendimos bien, fuimos a por más, quisimos redoblar la apuesta, nos empatan, no defendimos bien el balón parado y nos fuimos con las manos vacías”, sintetizó el técnico argentino.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información