Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “Hemos ganado a la tremenda”

El técnico del Barcelona celebra la remontada en Vallecas, consumada a partir de la contudencia en el área y Míchel lamenta los errores infantiles de los suyos

rayo vallecano barcelona
Valverde, en el duelo ante el Rayo. ©GTRESONLINE

El marcador del estadio de Vallecas reflejaba aproximadamente el minuto 20 de partido cuando los aficionados del Rayo comenzaron a entonar uno de sus cánticos más reconocidos. "¡A las armas! !A las armas! ¡Somos de Vallecas! ¡Y vamos a ganar!", cantó a coro a la voluntariosa hinchada vallecana. El equipo de Míchel iba perdiendo por uno a cero. Cuando el estribillo resonó de nuevo, al cuarto de hora del segundo acto, acababa de suceder lo más insospechado. El extremo Álvaro García empujó el balón sobre la línea y la tablilla reflejaba entonces un dos a uno favorable al equipo madrileño.

La proeza y el cántico iban camino de cumplirse, pero en los últimos tres minutos de juego volvió a acontecer lo que parecía lo menos previsible. Dos jugadas aisladas le sirvieron al Barcelona para salvar los tres puntos y frustrar la fiesta del Rayo. "Cuando uno gana se va contento siempre", celebró Ernesto Valverde, que apuntó a la contundencia como el factor más determinante para salir victoriosos de Vallecas. "Se nos había puesto muy cuesta arriba. Lo habíamos buscado durante gran parte del partido de una manera, pero ellos se nos cerraban y nos costaba romper líneas. Sin control, buscamos contundencia. Hemos perseverado y lo hemos conseguido", analizó el técnico ante los micrófonos de beIN.

"El ataque posicional requiere que alguien rompa. Así ha venido el primer gol, pero nos está faltando el último pase para tener esas situaciones. Hay que tener contundencia en el área, que es lo que te da el partido. Al final lo hemos tenido que ganar a la tremenda", repitió Valverde, que reconoció que introdujo a Vidal y Munir buscando precisamente esa contundencia en la que tanto ha insistido: "Tenía la sensación que el control no nos valía para crear peligro. Lo hemos intentado de otra manera. He intentado cambiar el guion. Ganas y está muy bien, otra veces no sale como tú quieres".

Hasta el 87, el Barcelona apenas inquietó al Rayo. Solo remató nueve veces, su peor registro en una victoria desde septiembre de 2017, cuando se impuso con siete disparos al Getafe. "¿Han merecido la victoria?", le cuestionaron a Valverde. "¿Si hemos merecido la victoria? Sí", respondió. "¿El Rayo ha merecido más o mucho más? Pues posiblemente, pero que lo diga su entrenador, no lo diré yo. No es cuestión de méritos, hay que ser contundentes en tu área y en la contraria. Lo hemos sido y al final hemos tenido premio", amplió. 

Enfado de Míchel

Más que reconocer los méritos del Rayo, Míchel proclamó los errores de sus chicos. Visiblemente enfadado, explicó con frustración las dos acciones que le privaron de lograr su primera victoria en Vallecas."El Barça te puede hacer gol de mil formas, ¡Pero no se puede defender un saque de banda como lo hemos hecho! No tuvimos hambre de defender un resultado histórico", exclamó. "No puedes defender así los centros laterales. Igual no hacía falta marcar el 3-1. Nos han metido dos goles en un saque de banda y yendo Piqué a rematar a la desesperada", analizó el técnico madrileño

Más crítico que Valverde fueron sus jugadores. "Tuvimos desconexiones", reconoció Rakitic. "Dominamos los primeros 30 minutos, pero lo importante es sumar los tres puntos. Hemos sido capaces de darle la vuelta. Fue un partido complicado", argumentó Jordi Alba. También se sumó Luis Suárez: "Es normal que el entrenador esté enfadado con nosotros. Dominamos bien en el arranque, marcamos un gol y nos relajamos. En partidos así es cuando se pierde la Liga. No pasó aquí, pero estuvimos muy cerca. Tenemos que hacer autocrítica", reconoció el uruguayo, salvador en el descuento y protagonista con un doblete solo una semana después de firmar un hat-trick ante el Madrid. "Siempre da pasos hacia adelante, pero ahora mete goles cuando más los necesitamos", le elogió Valverde.

El fantasma de Leganés amenazó al Barça en Vallecas durante una parte de la noche. "Parece una novela", bromeó aliviado Valverde. Que el capítulo no terminara en tragedia lo evitó Dembélé y, especialmente, Luis Suárez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >