Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La resiliencia de Korchnói

El disidente firma una obra maestra, de gran dificultad táctica, un año después de escaparse de la URSS

Blancas: Tc1, Dd1, Te1, Rg1, Cc3, Cd4, Ag4; peones en a2, b5, e3, f2, g2 y h2.

Negras: Ta8, Td8, Rg8, Ab7, Af6, Dd6, Cc5; peones en a5, b6, d5, f7, g7 y h6.

La partida de este vídeo impresiona mucho por la precisión de computadora que Víktor Korchnói exhibe en una posición de enorme complejidad muchos años antes de que los monstruos de silicio dominasen el ajedrez. Pero el mérito de esta obra maestra es aún mayor si se tiene en cuenta que el disidente la creó cuando estaba bajo una tremenda tensión, un año después de escaparse de la Unión Soviética, aprovechando una invitación para jugar un torneo en Holanda. Su esposa y su hijo (encarcelado además por negarse al servicio militar) estaban retenidos en la URSS.

Si las carreras de peones pasados son muchas veces difíciles de calcular con exactitud, el caso de esta partida multiplica esa dificultad, porque toda la artillería pesada (ambas damas y las cuatro torres) permanece en el tablero de manera activa, y además los dos monarcas corren peligro. Korchnói hilvana con virtuosismo todos esos elementos tácticos para lograr una victoria inmortal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información