Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrejón: “Hay miedo de que una chica sea mejor que un chico”

La segunda capitana del Barça que hoy recibe al Glasgow en la Champions, explica sus inicios en el fútbol

Marta Torrejón, en el último derbi catalán ante el Espanyol. Ampliar foto
Marta Torrejón, en el último derbi catalán ante el Espanyol. ZUMAPRESS

“¿Sabe lo que hay que cambiar?”, pregunta Marta Torrejón (Mataró, 28 años); “a veces parece que hay miedo de que una chica sea mejor que un chico ¿Qué hay de malo en que te haga un caño?”. Hasta los 14 años, en la cantera del Espanyol, Torrejón era la única mujer del equipo. La mejor soledad, en cualquier caso: estaba sola y se sentía acompañada. “Siempre tuve muy buen rollo con todos, lo único era que me tenía que cambiar sola”, recuerda la defensa del Barcelona. Claro, no podía compartir el vestuario con sus compañeros. “Tenía un delegado que era un amor y cuando jugábamos fuera se preocupaba para que me habilitaran un vestuario para mí. Quizá para celebrar o para hablar antes de los partidos era un poco frío, pero en aquella época no lo veía como algo raro. Hoy quizás con perspectiva… pero ningún problema”.

Si tiene que jugar al fútbol, lo hace. También si tiene que estudiar. Por supuesto, se suma cuando tiene que revindicar el lugar de la mujer. Eso sí, sin confrontar. “La situación se tiene que normalizar, pero no hay que exagerar. Hay muchas chicas que han sufrido experiencias negativas, yo las sufrí. Los padres, conmigo, eran más crueles que sus hijos. Los niños no tienen maldad. Pero hay de todo, no toda la sociedad es machista”, cuenta Torrejón.

Simpática, franca, muy reflexiva, la defensa del Barcelona no visualiza su vida abrazada a un balón. Y eso que su familia está ligada al fútbol. Sus tíos son entrenadores y su hermano, defensa del Unión de Berlín (Segunda). “Me encanta el fútbol, pero una vez que termine mi carrera me gustaría dedicarme a otra cosa”, asegura.

Y no hay dudas de que se preparó. Tampoco de que se sigue preparando. Es bióloga y ahora está estudiando geografía e historia. “Sí, sé que no tienen nada que ver una cosa carrera con la otra, ¿pero qué tiene que ver? ¿Por qué tengo que estudiar cosas que estén relacionadas? Me he hecho mayor y me interesa saber cómo ha evolucionado nuestra sociedad. Me gusta saber porque estamos como estamos”, explica Torrejón. Ahora, sin embargo, no quiere complicaciones.

“Estoy estudiando a distancia. En la última etapa en biología me costó compaginarlo porque a veces tenía que ir por las mañanas y había practicas por las tardes”, explica la azulgrana. Todo cambió en los últimos años para Torrejón, también para las azulgrana. Más profesionalización, más obligaciones.

“Cuando empecé en el Espanyol siempre se entrenaba a las nueve de la noche. En mi primer año en el Barça, el entrenamiento era a las siete. Después pasó a las cinco y ahora tenemos que estar en la Ciudad Deportiva a las ocho y media de la mañana”, explica. Más tiempo en el club, siempre dispuesta a encontrar un hueco para los libros, cuando el calendario del Barcelona se lo permite. Esta noche el conjunto azulgrana se enfrenta al Glasgow por el duelo de ida de los octavos de final de la Champions (18.30). Y la defensa azulgrana no se achica. “No pego patadas si me hacen un caño. Yo también los hago”, cierra Torrejón, bióloga, próximamente historiadora, siempre futbolista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información