Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo rol de Pau Gasol en unos Spurs más jóvenes

El pívot español asume la incerteza de un equipo debilitado sin Leonard, Parker, Ginóbili y Green

Pau Gasol y Tucker, en un Spurs-Rockets de pretemporada. Ampliar foto
Pau Gasol y Tucker, en un Spurs-Rockets de pretemporada. EFE

La zozobra planea sobre el ATT Center de San Antonio, el pabellón donde Gregg Popovich dirige desde 1997 un equipo instalado en la excelencia, cinco veces campeón desde entonces y siempre presente en los playoffs. Sin embargo, los especialistas pronostican a la baja sobre el devenir de la formación en la que Pau Gasol, a sus 38 años, inicia su tercera campaña.

Los Spurs pasan página tras un año contaminado por el culebrón de su estrella Kawhi Leonard, a quien se acusa de haber simulado una lesión que solo le permitió disputar 18 partidos antes de forzar su traspaso a Toronto. Manu Ginóbili, poco antes de cumplir 41 años, decidió retirarse tras 16 temporadas en la NBA y en el equipo con el que agrandó su leyenda. Junto a él estuvo Tony Parker, que igualmente ha abandonado San Antonio para recalar en Charlotte. Y también se envió a Toronto a Danny Green, otro titular habitual durante las ocho campañas que formó en el equipo tejano. La media de edad de la plantilla de los Spurs ha pasado de 28,9 años a 27,8.

“En la medida de lo posible, espero que tengamos buenas sensaciones, que sorprendan y superen las expectativas. Va a producirse un cambio importante a nivel de liderazgo y veteranía en el equipo. Pero vamos a contar con un gran jugador como DeMar DeRozan. El equipo se ha rejuvenecido. Será una temporada interesante en la que los expertos no cuentan con nosotros, pero eso debería ser un incentivo adicional”, afirma Pau Gasol. Afronta su 18ª temporada. La pasada promedió 10,1 puntos, ocho rebotes y 23 minutos. Son los peores números de su carrera, pero es muy consciente de que su aportación puede ser otra.

“Afronto una temporada diferente, con la idea de seguir teniendo un papel importante dentro del equipo, de aportar todo lo que pueda y sobrepasar expectativas tanto a nivel individual como de equipo”, proclama. Minnesota será el primer rival de los Spurs, en la madrugada del miércoles al jueves. “Siempre quiero ser titular. Lo he sido durante toda mi carrera. Pero entiendo si llegado a cierto punto, el equipo necesita que yo salga desde el banquillo. Si tuviera que asumir ese papel, lo haría”, explica el pívot español.

Los Spurs dependerán en buena medida de la adaptación de una estrella como DeMar DeRozan, que promedió 23 puntos y cinco asistencias la última temporada con los Raptors, pero decepcionó especialmente en sus últimos duelos en los playoffs ante Cleveland. Popovich deseaba dar definitivamente mando en plaza al base Dejonte Murray, pero una lesión de ligamentos le hará perderse la temporada. En principio, será el australiano Patti Mills quien lleve la manija de un equipo que completarán Aldridge y Rudy Gay, además del pívot austriaco Poeltl, procedente de Toronto, y del alero italiano Belinelli, que regresa al equipo que dejó en 2016.

Serge Ibaka (Toronto), Ricky Rubio (Utah) y Alex Abrines (Oklahoma City) son, entre los españoles, quienes forman en equipos con mayores perspectivas de alcanzar e incluso brillar en los playoffs. Marc Gasol, decepcionado por el flojo rendimiento de los Grizzlies la pasada campaña, volverá a formar la pareja estelar del equipo con Mike Conley, recuperado de la lesión que solo le permitió jugar 12 partidos entonces. Los Grizzlies, que concluyeron con el segundo peor balance de la competición con solo 22 triunfos, no han conseguido grandes refuerzos, apenas el número 4 del draft Jaren Jackson y el alero procedente de los Spurs, Kyle Anderson.

José Manuel Calderón, a sus 37 años, regresa a Detroit, donde ya jugó la segunda parte de la temporada 2012-2013. Las principales figuras de los Pistons son sus pívots Blake Griffin y Andre Drummond. Willy Hernangómez, a sus 24 años, contará con dos referentes en su intento de triunfar en Charlotte, con la llegada desde San Antonio del nuevo entrenador James Borrego y del base francés Tony Parker. Willy, tras la marcha de Dwight Howard, tendrá como principales rivales por el puesto a Cody Zeller y a Bismack Biyombo. Su hermano Juancho también tendrá una cerrada competencia por ganarse minutos en Denver —el curso pasado promedió 11—, con la presencia de Will Barton y Torrey Craig en el puesto de tres y Millsap y Lyles en el de cuatro.

Nikola Mirotic continúa en Nueva Orleans. El montenegrino con doble nacionalidad española pugnará por mantener la titularidad con el recién llegado Julius Randle (Lakers) para formar junto a Anthony Davis, líder de un equipo debilitado por la marcha de Cousins y Rondo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información