Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toyota vuelve a liarla en Fuji, pero esta vez a favor de Alonso

El español consigue la 'pole' después de que uno de los dos coches japoneses sea sancionado por exceder la velocidad en los talleres

6 horas de Fuji
El coche de Alonso rodando por Fuji. EFE

Dos meses han pasado para que Toyota haya podido reflexionar y tomar nota del tremendo fiasco que supuso la descalificación de sus dos coches después de lograr un doblete en las Seis Horas de Silverstone. Pero los hechos parecen demostrar que al constructor japonés le va la marcha, porque la ha vuelto a liar en Fuji. En aquella ocasión, los bólidos de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, por un lado, y de José María ‘Pechito’ López, Kamui Kobayashi y Mike Conway, incurrieron en una irregularidad técnica que los comisarios certificaron en las verificaciones posteriores a la carrera – la flexión del patín de ambos coches superó los límites permitidos en la normativa una vez que se le aplicó la presión de 2500 Newton estipulada en los chequeos que se deben llevar a cabo–. Esta vez, en Fuji, Toyota no pudo hacer nada para que los comisarios le quitaran la pole a su prototipo número 7 –saldrá el último de su categoría–, conducido por López, Kobayashi y Conway por exceder la velocidad máxima permitida en el carril de los talleres. El error lo cometió López al circular a 68,7 kilómetros por hora cuando el límite está estipulado en 60 km/h, circunstancia que concede la pole al trío encabezado por el español, que inicialmente debía formar en la segunda posición.

En Japón, Alonso y compañía afrontarán este domingo (4.00 horas, Eurosport) las Seis Horas de Fuji, una buena oportunidad para coger un poco de aire al frente de la tabla de puntos, en la que después del gatillazo de Gran Bretaña solo disponen de dos puntos de colchón sobre el Rebellion de Thomas Laurent, Mathias Beche y Gustavo Menezes, proclamados ganadores en Silverstone tras la escabechina en Toyota.

A menos que se dé otra hecatombe, no parece previsible que al constructor nipón se le escape el triunfo esta vez, básicamente por la diferencia de potencial que existe entre sus dos coches y el resto. Un margen que incluso hizo que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) le volviera a meter mano al reglamento para tratar de igualar un poco las fuerzas entre las escuderías oficiales (Toyota) y las privadas.

“En la resistencia, hacer la pole o no solo sirve para el punto extra que se te otorga con vistas al campeonato. Empezar el primero o el segundo una carrera de seis horas no suele cambiar demasiado las cosas”, convino Alonso. “El objetivo es que los dos Toyota terminemos los dos primeros otra vez ,y creo que es posible independientemente de la posición en la que arranquemos”, remachó el corredor de McLaren, que nada más terminar esta cita se desplazará hasta Austin, donde el fin de semana que viene tomará parte en el primero de sus últimos cuatro grandes premios de Fórmula 1.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información