Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Huesca despide a Leo Franco

El argentino, de 41 años, se convierte en el primer entrenador sustituido en LaLiga después de que el equipo aragonés marchase último con cinco puntos en ocho jornadas

Leo Franco, en el último partido del Huesca, ante el Valladolid.
Leo Franco, en el último partido del Huesca, ante el Valladolid. EFE

Leo Franco se ha convertido en el primer entrenador destituido de LaLiga después de ocho jornadas. El Huesca, último en la tabla y a dos puntos de la salvación, anunció en la tarde del martes el despido del técnico argentino, quien había asumido el cargo hace solo cinco meses. El conjunto aragonés, que afronta su primera temporada en la máxima división del fútbol español, ha optado por un cambio en el banquillo después de que el equipo haya sumado cinco puntos de 24 posibles: una victoria (en el debut ante el Eibar), dos empates (frente a Athletic y Girona) y cinco derrotas (ante Barcelona, Rayo Vallecano, Real Sociedad, Atlético y Valladolid en el último partido) eran el bagaje de Leo Franco.

"La SD Huesca le agradece el compromiso y la gran dedicación demostrada durante todas sus etapas en la entidad y el haber formado parte de un proyecto al que ha ayudado a crecer. Gracias a su trabajo, se han cerrado proyectos importantes como la creación de la sección de fútbol femenino y del equipo Genuine. Desde la entidad azulgrana se le desea mucha suerte en su futuro profesional y se agradece y valora su profesionalidad, compañerismo e implicación con todos los estamentos del club", señaló en un comunicado el club, que todavía no ha oficializado el nombre del sustituto de Leo Franco.

El argentino, de 41 años, se incorporó al organigrama del Huesca en el verano de 2015, nada más poner a fin a su trayectoria profesional tras un año defendiendo la portería del equipo azulgrana. Leo Franco estuvo dos temporadas ejerciendo el cargo de Director de Relaciones Externas hasta que el pasado mes de mayo, tras confirmarse el ascenso a Primera y la marcha de Rubi al Espanyol, fue escogido por la dirección del Huesca para dirigir al equipo en su primera experiencia en LaLiga por su amplio conocimiento del club. Cinco meses después de su llegada, cinco derrotas y una sola victoria, han puesto fin a su trayectoria en Huesca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información