Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Márquez: “Parece que Fenati haya matado a alguien y no es así”

Muchos pilotos de MotoGP creen que el juicio mediático al italiano ha superado la dureza de una sanción que juzgan justa

Romano Fenati, expiloto de Moto2, durante un gran premio de esta temporada. Ampliar foto
Romano Fenati, expiloto de Moto2, durante un gran premio de esta temporada. Getty Images

Romano Fenati siempre asumió su culpa. Pero nunca pensó que su culpa pesara tanto como para apartarlo del motociclismo. Tampoco los rivales y colegas que le criticaron con mayor o menor vehemencia. El piloto italiano, 22 años, sancionado con dos carreras de suspensión por los comisarios de la Federación Internacional de Motociclismo después de tocar el freno de su rival, Stefano Manzi, durante la carrera del GP de San Marino, escribió inmediatamente después de la carrera una nota que publicó en sus redes sociales y que se titulaba “no he sido un hombre”. Señalaba a Manzi por (en resumidas cuentas) tocarle demasiado e innecesariamente las narices en la pista. Por eso él, ni corto ni perezoso, quiso llamarle la atención con unos toques en la maneta de freno que le hicieron reducir la velocidad en 90 Km/h en tan solo siete metros de distancia. “Tenía la adrenalina a mil y cometí una cagada después de diversas provocaciones”, confesaba en conversación con La Gazzeta Dello Sport. A las dos carreras de sanción se sumaron el despido de su equipo, el Martinelli Snipers, y el anuncio de ruptura del contrato por parte de la estructura para la que iba a correr en 2019, MV Augusta. Además, la Federación Italiana le retiró la licencia. Demasiado castigo, creen muchos pilotos de MotoGP.

Por ejemplo, el campeón y líder del Mundial, Marc Márquez: “Ya dije que la sanción me parecía incluso corta, que dos carreras me parecían pocas, porque la acción fue muy dura. Pero no estoy de acuerdo con todo lo que se ha creado a raíz del incidente. No me parece bien todo el boom mediático que se ha creado, lo que se ha atacado a este chaval. No olvidemos que somos todos muy jóvenes y que estamos madurando en la vida y también en la pista. Han pasado antes situaciones parecidas con otros pilotos y no me gusta. Parece que haya matado a alguien y no es así. Por todo lo que salió en televisión, hubo un momento en que parecía que el chaval se tuviera que suicidar. Se le ha atacado demasiado”. Y remató: “Una segunda oportunidad yo se la daría a todo el mundo. Espero que vuelva, porque es un piloto con mucho talento”.

La última vez que se decidió castigar a un piloto por su mala conducta en la pista y enviarlo a ver las carreras desde el sofá de casa fue hace tanto que Jorge Lorenzo todavía corría en 250cc. Le dejaron sin competir un gran premio. Y aprendió la lección. “Yo nunca hice una acción de ese tipo, pero también era un piloto muy caliente, como Fenati, y lo fui mejorando. Se lo tendría que tratar con especialistas o trabajando sobre él mismo”, decía, al tiempo que aseguraba que el italiano, pese a sus ataques de ira ocasionales, no es “un piloto de los más inconscientes y que hace locuras”. Por eso, Lorenzo cree que se ha sido “demasiado injusto” con el corredor. “Se le tendría que dar otra oportunidad. Eso de romper el contrato o no cogerlo el próximo equipo creo que ha sido demasiado injusto para él”.

Lo mismo opinaba hace solo unos días Sito Pons, director de una escudería en Moto2, que abogaba por una sanción dura que, sin embargo, no acabara por demonizar al piloto: “Un error grave merece una sanción grave, la suya es una actitud totalmente inaceptable en un deporte de riesgo en el que los pilotos se juegan la vida. Pero una sanción de por vida quizás es demasiado”. Pons señalaba, en unas declaraciones remitidas por uno de sus patrocinadores, Stihl, que él hubiera optado por dejarle sin competir lo que quedaba de campeonato. Eso es precisamente lo que hizo con uno de sus pilotos, Héctor Barberá, después de que el valenciano diera positivo en un control de alcoholemia al concluir una fiesta de cumpleaños de un amigo.

Uno de los pilotos más duros en Misano, Cal Crutchlow, que ya abogó entonces por no dejar volver a correr jamás a Fenati, se reafirmaba este jueves a su llegada a Alcañiz: “Como se ha mostrado arrepentido ahora parece que le tengamos todos que pedir disculpas, pero yo no he cambiado de opinión. No tengo que sentir ninguna pena por él”, sentenció.

La FIM informa en una reunión a Fenati de la retirada de su licencia hasta 2019

En una reunión celebrada el pasado martes en Mies, al norte de Ginebra (Suiza), la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) informó al piloto de Moto2 Romano Fenati de la retirada de su licencia hasta el término del calendario de este año. Se lo hizo saber el propio presidente de la FIM, Vito Ippolito, que quiso conocer las impresiones del corredor de primera mano después de que una acción antideportiva de este durante la carrera del GP de San Marino generara “reacciones extremas en los medios de comunicación tradicionales y también las redes sociales”. Así queda escrito en el comunicado remitido por la Federación.

Fenati vio la bandera negra –implica una descalificación de carrera– en Misano en cuanto los miembros de Dirección de carrera se percataron de que había tocado el freno de un rival en plena recta de meta. Horas después se sucedieron las sanciones y juicios de valor, que han concluido con la retirada de la licencia. Eso sí, después de escuchar lo que tenía que decir, la FIM garantizó al italiano que podrá disponer de nuevo de licencia a partir del 2019. La decisión de la FIM corrobora el movimiento anterior de la Federación Italiana, que una semana antes había convenido retirarle la licencia italiana al corredor.

Durante la reunión, Ippolito quiso que Fenati entendiera “la importancia que tiene el juego limpio en el motociclismo” y que “los pilotos, que están sujetos a muchas presiones dentro y fuera de la pista, ejercen una profunda influencia en sus seguidores y en los jóvenes”. Por eso, añade la nota, “deben ser conscientes y responsables, pues se convierten en un ejemplo para las generaciones futuras”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información