Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dinamarca jugará con internacionales de fútbol sala debido a un conflicto laboral entre jugadores y federación

Los contratos de patrocinio enfrentan a ambas partes y provocan una medida insólita para evitar una sanción de la UEFA

El entrenador provisional de Dinamarca, John Jensen, y el director deportivo de la federación, Kim Hallberg, este martes.
El entrenador provisional de Dinamarca, John Jensen, y el director deportivo de la federación, Kim Hallberg, este martes. AP

La Asociación Danesa de Fútbol (DBU) ha confirmado que jugará con sus internacionales de la modalidad de fútbol sala para completar el combinado nacional absoluto que tiene que jugar ante Eslovaquia y País de Gales debido a la falta de un acuerdo con sus internacionales por un problema contractual.

Esta disputa se centra principalmente en los derechos de los jugadores para hacer acuerdos individuales de patrocinio con empresas que se contraponen a los patrocinadores del equipo nacional y también en las condiciones de viaje de los futbolistas.

El sindicato de futbolistas realizó una nueva oferta para llegar a un acuerdo y desbloquear la situación con una DBU que ya ha mostrado su enfado y su poca disponibilidad a ceder. El acuerdo propuesto, de manera provisional, consistía en prolongar el vigente convenio, pero la Federación Danesa lo ha rechazado.

"Es una situación muy lamentable en la que nos encontramos, tanto para el equipo, como para los aficionados y todos en el fútbol danés. Esperábamos que los jugadores rectificaran cuando les ofreciéramos la misma tarifa, bonificación, seguro pagado y mejores condiciones de vuelo", comentó Claus Bretton-Meyer, CEO de la Asociación.

De esta forma, la DBU ha confeccionado una lista con jugadores de fútbol sala y clubes semiprofesionales de 2º y 3º División para los choques ante Eslovaquia, de tinte amistoso, y ante País de Gales, correspondiente a la Liga de Naciones, para evitar que la UEFA sancionara al país sin su presencia en la Eurocopa de 2020.

Además, la DBU, que el año pasado ya tuvo que cancelar un partido ante Suecia clasificatorio para el Mundial femenino por una situación similar, eximirá al seleccionador Age Hareide de su presencia en estos encuentros ya que no ha sido responsable de la convocatoria y será el exinternacional John Jensen, campeón de Europa con la Dinamita Roja en 1992, el que se encargue de dirigir al equipo.

La lista está compuesta por 23 jugadores, quienes -al igual que el cuerpo técnico- están "unidos" para afrontar el reto hasta lograr una solución al conflicto, explicó la Federación en el comunicado hecho público este martes.