Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Higuaín, un negocio de 195 millones de euros

El fichaje del Milan es el tercer jugador en activo que más dinero en traspasos ha movido tras Neymar y Cristiano

Higuain
Gonzalo Higuaín llega a las pruebas médicas con el AC Milan. REUTERS

Criticado a veces por fallón, pero con un currículum que refleja el paso por grandes clubes y un promedio de 0,5 goles por partido, Gonzalo Higuaín es el tercer jugador en activo con mayor valor en traspasos. El último le ha llevado al Milán, donde su llegada ha causado furor y la hinchada ya le ha dedicado un cántico: “Hemos venido hasta aquí para ver marcar a Higuaín”. Desde que salió del River Plate hacia el Real Madrid, en 2007, El Pipita ha generado un total de 195 millones de euros entre los cuatro que contabiliza en su carrera. Esta suma le coloca solo por detrás de dos cracks mundiales como Neymar (354 millones de euros) y Cristiano Ronaldo (230). En el ideario de los intermediarios, Higuaín responde a su perfil más codiciado. Un futbolista que cambia de club varias veces a lo largo de su carera y en cada transacción deja suculentas comisiones. En su caso, su hermano Nicolás, ha sido el principal beneficiado de los últimos movimientos.

No es de extrañar que, para equilibrar sus cuentas tras la llegada de CR7, la Juventus de Turín haya decidido sacrificar en primer lugar a Higuaín. A sus 30 años, fichó por los rossoneri tras un acuerdo que consta de un primer pago de 18 millones de euros por la cesión del argentino, más una opción de compra de 36 millones más el próximo mercado de verano.

El Pipita debutó en primera división con el River Plate en mayo de 2005, equipo con el que jugó en 31 partidos y anotó 13 goles, que le valieron para llamar la atención del Real Madrid. El club blanco decidió comprarlo en enero de 2007 a cambio de 12 millones de euros. Ya en el Santiago Bernabéu, Higuaín vistió la camiseta merengue en 264 partidos y marcó 122 tantos. Es el club con el que más encuentros ha disputado y en el que ha tenido su mayor registro goleador. Sin embargo, la necesidad del Real Madrid de hacer caja ante la inminente llegada de Gareth Bale a la plantilla en septiembre de 2013, por 91,5 millones de euros, provocaron su salida en julio de ese mismo año. Un caso similar al que ha padecido ahora en la Juve con la llegada de Cristiano.

Fue el Nápoles el equipo que más pujó por el argentino. Desembolsó 39 millones de euros para hacerse con sus servicios. En San Paolo, Higuaín se volvió figura en los 147 partidos que disputó portando este escudo, durante los que vio portería en 92 ocasiones.

Su relanzamiento en el Nápoles, que incluye dos galardones como máximo goleador de la Serie A, sedujeron a la Juventus, que se lanzó a por el argentino en julio de 2016 y por el que pagó 90 millones de euros. El Pipita cristalizó esa inversión con 92 goles en 105 partidos como bianconero. En ese periodo, la Juve consiguió dos campeonatos de liga, dos Copas de Italia y la disputa de una final de la Champions.

Por delante de Higuaín solamente se ha pagado más en fichajes de jugadores en activo por Neymar y el propio Cristiano Ronaldo. El brasileño salió del Santos en 2013 camino al Barcelona, que diseñó una operación de ingeniería financiera por la cual habría desembolsado unos 134 millones de euros. Luego, en 2017, vino la gran operación de Nasser Al-Khelaïfi, el presidente del PSG, que decidió pagar los 220 millones de su cláusula de rescisión. En total, el astro brasileño ha movido 334 millones en traspasos.

Por Cristiano, el Manchester United pagó 19 millones al Sporting de Portugal en 2003, mientras que el Real Madrid acordó 94 millones con los red devils por su ficha. Con los 100 kilos que la Juve ha pagado por él, las transacciones de Cristiano suman 230 millones de euros. Higuaín no es ni Neymar ni Cristiano, pero también es un buen negocio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información