Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jóvenes del PSG superan a un Atlético de Madrid sin puntería

Los franceses se imponen por 3-2 al equipo del Cholo Simeone en el segundo amistoso de la pretemporada

PSG - Atletico de Madrid
Thomas se enfrenta a los defensores del PSG durante el amistoso en Singapur. EFE

Ni Lass Diarra, ni Lo Celso, ni Rabiot, ni Di María. Tampoco Vietto, Gameiro, Correa o Rodrigo. Los goles del amistoso entre el PSG y el Atlético los pusieron los canteranos. El conjunto francés venció al equipo español (3-2) con tantos de Nkunku (20), Diaby (19) y Postolachi (18), mientras que Mollejo (17) y Borja Garcés (18), en un centro desviado por Bernede a su propia portería, marcaron para el Atleti. Al combinado colchonero le faltó puntería y, aunque estuvo cerca de la remontada gracias a los jóvenes, no jugó su mejor partido en Singapur.

La cara de preocupación y la camisa sudada del Cholo Simeone fueron una expresión de ello. La inquietud del argentino la provocó especialmente la falta de gol de los suyos, una prueba más de a que su equipo le falta un nueve, más aún cuando no cuenta con Griezmann y Costa. Su sitio lo ocupan por el momento Gameiro y Vietto, dos suplentes cuya continuidad en el club no es segura, especialmente en el caso del argentino. Ambos tuvieron ante el PSG las ocasiones más claras del duelo. Dos para cada uno, una en cada parte. Ninguno la supo aprovechar. Sí lo hizo Nkunku, que cazó un rechazo en el área rojiblanca para adelantar a los suyos a la media hora.

El acierto del joven mediocentro francés fue la excepción en un partido sin pausa, de ida y vuelta, marcado por el ímpetu de los jóvenes. En ese toma y daca, fallaron de nuevo los puntas rojiblancos y amplió su renta el PSG después de unos cuantos avisos que precedieron al tanto de Moussa Diaby, el mejor jugador de la segunda parte. El zurdazo del extremo de 19 años superó Adán y espabiló al Atlético. Víctor Mollejo, de 17 años, una de las grandes promesas rojiblancas, recortó diferencias con un tanto de rebote. Diez minutos después, ya sobre la bocina, Borja Garcés, otro joven de solo 18 años que pide paso en el Cerro del Espino, empató el partido con un centro que desvió a su propia portería el defensa Bernede. Todo lo que no habían logrado Gameiro y Vietto en más de 60 minutos, lo consiguieron en un rato los sub-20 con más garra y entusiasmo que fútbol.

El partido parecía destinado a los penaltis. Pero superado el tiempo reglamentario, cuando ya había asomado la tablilla del cuarto árbitro con tres de añadido, se reveló otro joven en el PSG. Virgiliu Postolachi, de 18 años, aprovechó un error en la zaga rojiblanca para resolver el duelo. Se encontró con la pelota en el borde del área y, con la templanza de un veterano, se la acomodó a la zurda con un quiebro de quilates y la envolvió con rosca al palo largo de Adán. Victoria final para PSG ante un Atlético a la espera del gol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información