Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se quita la espina con su contundente bronce ante Hungría

La selección de Miki Oca cierra con una espléndida actuación (12-6) y Bea Ortiz, con 25 goles, como la máxima realizadora del torneo. Holanda gana la final ante Grecia (6-4)

Las jugadoras españolas celebran la medalla de bronce. Ampliar foto
Las jugadoras españolas celebran la medalla de bronce. EFE

Las jugadoras de la selección española se olvidaron de las lágrimas que vertieron tras su derrota en las semifinales ante Grecia y recuperaron la sonrisa y su mejor juego para derrotar a Hungría por 12-6. El premio fue la medalla de bronce, un podio que no colma las aspiraciones con las que partía la selección que dirige Miki Oca, pero que premia el esfuerzo de un equipo que se aferra a la élite desde hace años. Es la tercera medalla de España en la historia del Europeo, tras la de oro en 2014 en Budapest cuando superó a Holanda en la final, y la de plata en 2008, tras perder la final ante Rusia en el campeonato que se celebró en Málaga.

España se impuso a pesar de que Maica García con una lesión en un dedo y de que Bea Ortiz no estuvo tan acertada en los lanzamientos como lo ha estado en todo el campeonato. Aun así, la jugadora barcelonesa obtuvo un gol y cerró el torneo con 25 tantos, lo que la convierte en la máxima realizadora del Europeo. Las españolas se repartieron los goles ante Hungría, con tres para Anna Gual, dos para Anna Espar y uno para cada una del resto de las jugadoras que intervinieron, a excepción de Helena Lloret.

El partido refrendó el tremendo potencial de España, el mismo que exhibió durante todo el campeonato y que solo decayó en el fatídico encuentro de cuartos de final ante Grecia. “Hemos disfrutado. Hemos defendido bien, hemos salido a por todas desde el primer minuto y nos hemos merecido el bronce”, destacó Anni Espar.

“Sabe muy bien acabar así. El nivel que han dado las chicas ha sido muy bueno. Más agresivas, presionantes y dinámicas. Creo que hemos hecho un gran campeonato”, cerró el seleccionador español Miki Oca.

“Se lo debíamos a la grada. He recibido un montón de mensajes y hemos demostrado que nos venimos abajo. Hemos salido con más rabia que nunca. El otra día, tras lo de Grecia, pedí perdón porque es lo me salió en ese momento tras una derrota tan dura. Después de aquella derrota nos conjuramos para conseguir una medalla”, explicó la portera del equipo Laura Ester.

Holanda se impuso a Grecia por 6-4 en la final del torneo. La selección holandesa se desquita de sus derrotas en las dos últimas finales de los Europeos. Consigue su quinta corona en ésta competició e iguala las cinco coronas que atesora Italia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información