Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo: “No creo que el madridismo esté llorando”

La Juventus presenta a Cristiano Ronaldo, que se muestra entusiasmado, en una rueda de prensa sobria sin aficionados ni el espectáculo que estaba inicialmente previsto

Cristiano, con la camiseta de la Juventus.

La final de un Mundial no tiene reflejo en ningún otro partido de fútbol. Pero a Cristiano Ronaldo, más acostumbrado al espejo que ningún otro jugador, este deporte le interesa menos cuando él no está en el campo. El domingo a las 17.25, justo cuando Francia y Croacia se jugaban el cetro del mundo, su avión aterrizó por sorpresa en el aeropuerto de Caselle (Turín). Es probable que fuera el único gran jugador que se perdió el encuentro. Pero la Juve, el club al que llega con 33 años a cambio de 105 millones de euros, no ficha a un deportista cualquiera. Él mismo se encargó de recordarlo -invocación del palmarés personal incluida- ayer en una presentación sobria, sin aficionados y teñida de una cierta melancolía cuando le recordaron su pasado. "No creo que el madridismo esté llorando", lanzó dando por cerrada su etapa en el Real Madrid.

La Juve, club en el que percibirá una ficha que algunas fuentes estiman en 30 millones de euros y donde prácticamente no pagará impuestos por los ingresos que genere en el extranjero, está acostumbrada a un equilibrio y discreción alejadas de su estilo. Ayer, algo sobrepasado por la expectación, el club canceló la presentación del jugador, según dijo, para no hacer distinciones con el resto de la plantilla. Sonó extraño. Más teniendo en cuenta al personaje que han contratado y el negocio que se trae entre manos con él. "He hecho historia en todos los clubes por donde he pasado", lanzó en sus primeras palabras. De alguna manera, también lo ha hecho ya en el club turinés.

Ronaldo, la contratación más cara del calcio, es una operación completamente contracultural para la Vecchia Signora. La Juve, acostumbrada a fabricar los balones de oro (Platini, Zidane, Cannavaro...) se compra ahora 5 pelotas doradas de golpe pasando por caja –ayer dijo CR7 que se ve capaz de ganar otro- y desestabilizando por completo el extremo rigor de sus cuentas y su escala salarial. No hay nada comparable. Ni siquiera Gonzalo Higuaín, llegado del Nápoles a cambio de 90 millones hace dos años, pero completamente adaptado a la armonía financiera. Desde el caso de corrupción (Moggigate) que explotó en 2004 y que enterró al equipo en la Serie B, la Juve ha sido muy escrupulosa con todas sus operaciones. Pero, después de quedarse a las puertas de todo en los últimos años, hacía falta pólvora. Sobre todo comercial.

La expectación por la llegada de CR7 a un equipo que ha ganado los últimos siete scudetti seguidos y que le despidió de pie después de ser eliminado de la última Champions, traspasa la cuestión deportiva. "No estoy aquí de vacaciones, vengo a ganar", quiso remarcar en la rueda de prensa. "La Juve me ha dado una oportunidad excelente. Los jugadores a mi edad se van a China o a Qatar. Esto es un paso adelante". Pero en Turín, donde la mayoría de los ciudadanos es del Toro (el equipo más laureado de la ciudad y de Italia hasta que tuvo el accidente aéreo en 1949), todo el mundo espera sacar tajada económica del portugués. También los que hasta ahora vivían al margen del fútbol. Ayer la asociación de comerciantes empapeló la ciudad con un póster en el que daba la bienvenida a un CR7 besando un balón de oro. La marca de Turín estará asociada de ahora en adelante al portugués y el sector turístico confía en potenciar las visitas con su reclamo.

Pero, de momento, Ronaldo se ha dejado ver poco. Llegó el domingo a las 17.30, se fue directo al club de Golf Royal Park I Rovery para encontrarse con la familia Agnelli y cenar con ellos (incluida la madre del presidente, Doña Allegra). Ayer pasó la revisión médica mientras en Madrid todavía no hay un plan claro para sustituirle. Pero eso ya es pasado. "Ha sido una historia brillante, fue un club que me ayudó en todo. Pero esto es una nueva etapa en mi vida. Agradezco a los fans que me han ayudado a ser lo que soy hoy, pero eso ya ha terminado".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información