Mundial Rusia 2018 | Irán, 0 - España, 1

Busquets: “No estuvimos brillantes”

Hierro lamenta que la autoexigencia de los suyos empañe la victoria

Busquets controla el balón.
Busquets controla el balón.LUIS ACOSTA / AFP

“Irán practica el antifútbol”, dijo Dani Carvajal, debutante en Rusia después de más de 20 días de baja por lesión. El lateral parecía exasperado. Molesto a pesar de haber conseguido los tres puntos. Fiel reflejo de un vestuario en el que muy pocos están satisfechos con el juego de la selección. Especialmente los veteranos, los más expertos, conscientes de que las garantías que ofrece un juego definido son más importantes que los puntos en la odisea que supone ganar la Copa del Mundo.

Más información

“Que Carvajal le diga eso a Ramos, que dejó a Salah sin Mundial”, le replicó Carlos Queiroz, el seleccionador de Irán, cuando se enteró del comentario del lateral. El técnico mozambiqueño llegó a enfrentarse al propio Ramos en la banda, cuando le reprochó un cabezazo a Azmoun en la primera parte.

Los iraníes abandonaron el Kazán Arena convencidos de que habían sido objeto de una decisión injusta del juez de vídeo (VAR), cuando les anuló el 1-1 por fuera de juego. Siguiendo el hilo de la indignación, los periodistas del país asiático preguntaron a Diego Costa por una presunta falta de juego limpio por parte de España y el delantero se rebotó: “¡Qué pregunta más tonta!”.

Reinaba la tensión en los pasillos del estadio. En todos los frentes. El presidente de la federación, Luis Rubiales, acudió al camerino español a celebrar los puntos y as abrazó a Hierro, el seleccionador, y a Carlos Marchena, el director deportivo provisional. Sentían que habían pasado por el aro de fuego, de algún modo, tras la semana más tremenda de la historia de la selección. Ahora afrontan con optimismo la última jornada de la fase de grupos. El lunes espera Marruecos en Kaliningrado y, aunque España necesita un empate, Hierro se mostró positivo contra corriente: “Hemos conseguido tres puntos, hemos sumado cuatro puntos, y tengo la sensación de que estábamos más contentos el día de Portugal [3-3]que hoy. Nosotros nos autoexigimos más que nadie. Sinceramente: todos los que estamos en este Mundial vamos a sufrir”.

Fue Busquets, el gran comandante del juego de La Roja, quien expresó con mayor precisión el sentimiento existente en el campo: “Marruecos está eliminada, pero, para mí, ha sido la selección que mejor ha jugado del grupo”.

“Lo más importante son los tres puntos”, dijo, “debido a la situación en la que estábamos, y habiendo ganado Portugal y estando en el grupo en el que estábamos con la ventaja. Lo hemos intentado con nuestro juego pero no hemos estado brillantes porque ha sido muy difícil. Ellos estaban muy encerrados y han querido parar el partido muchas veces, haciendo que entraran las asistencias. El portero iraní, cada vez que sacaba de puerta, igual. Era complicado darle ritmo y encontrar espacios”.

“En la segunda parte”, prosiguió, “ellos se han desgastado físicamente; y nosotros hemos salido mejor, hemos encontrado esos espacios, y a través de la ventaja el partido se ha vuelto más loco. Hemos tenido más espacio para atacar pero ellos desplegaron más gente arriba y han llegado a tener ocasiones”.

Preguntado por su discurso en el descanso, Hierro advirtió que la clave estaba en insistir por afuera. “En el descanso les dijimos a los chicos que partiésemos más desde fuera, que abriésemos el campo”, recordó. “Pedimos amplitud, amplitud, amplitud... Y así se produjo el uno contra uno de Iniesta con una presión tras pérdida. En esas circunstancias todos los equipos, absolutamente, sufrimos más. Por más preparados tácticamente que estemos. Las mejores ocasiones se producen después de una pérdida y nosotros hemos aprovechado esa pérdida de Irán”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50