Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eusebio: “Las posibilidades de crecimiento del Girona son grandes”

El nuevo técnico acepta el reto de asentar al equipo en la categoría y muestra su inclinación por subir a los jóvenes y por mantener la idea táctica de Machín con sus matices

Eusebio Sacristán, nuevo entrenador del Girona. Ampliar foto
Eusebio Sacristán, nuevo entrenador del Girona.

Hace una semana, Pep Guardiola y Eusebio Sacristán compartían los micrófonos de Catalunya Ràdio en un día de lo más emotivo porque recordaban a su exentrenador Johan Cruyff y, de paso, se adherían a su Fundación social, en favor de los niños con discapacidades y apuros. La sintonía, como ya la tuvieron de jugadores en el Barça del dream team, fue total; palabras elogiosas, susurros, risas, conversaciones alargadas en el tiempo y complicidad máxima porque no fueron pocas las veces en las que se detuvieron a charrar. Probablemente, ya hablaban de lo que era el futuro inmediato y ahora es el presente del Girona, puesto que Eusebio es el nuevo entrenador del club, que está afiliado al Manchester City, donde entrena Guardiola. Cerrado el círculo, Eusebio se presentó ayer en sociedad con la zamarra del Girona y en pocas frases dejó clara su hoja de ruta.

Con inclinación formadora porque lo hizo en el filial del Barcelona y porque también ha pulido a jóvenes talentos en todos los equipos por los que ha pasado, Eusebio expresó su voluntad: “Quiero continuar con el núcleo de esta plantilla que tantos éxitos nos ha dado, aunque también tenemos pensado dar oportunidades a los más jóvenes”. Y se centró en lo táctico porque Pablo Machín –ya técnico del Sevilla- desplegaba al equipo con un 3-5-2 que ha hecho fortuna en los últimos cursos, pues disputó varias fases de ascenso a Primera hasta que lo consiguió y en esta temporada pasada coqueteó con los puestos europeos hasta el final. “Tiene mucho mérito lo que ha hecho el Girona en las últimas temporadas; Pablo Machín ha sabido dotar al equipo de una gran personalidad”, convino; “para mí es un reto adaptarme al sistema de juego del Girona. Trabajaré para sacar más provecho a la idea y aportar mis matices como entrenador”.

Entiende Eusebio que hay materia prima y que con la ayuda del Manchester City y el buen hacer de los dirigentes actuales, el Girona solo puede mejorar. “Me parece que el proyecto aquí es grande. Las posibilidades de crecimiento también. Lo que toca ahora es asentar al equipo en la categoría”, resolvió. Porque ese es el objetivo. Aunque también los hay secundarios: el reto individual (“trabajaré para que todos los jugadores continúen creciendo”) y el grupal (“estoy convencido de que la inercia positiva que lleva el equipo continuará. Y si vienen momentos malos, los afrontaremos juntos”).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.