Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muguruza, ante el desafío de Sharapova

Su rival, la ucraniana Tsurenko, se rompe nada más comenzar el partido de octavos (2-0, en 20 minutos) y habilita un encuentro con la rusa en los cuartos: “Las dos somos agresivas, así que me apetece jugarlo”

Muguruza saluda a Tsurenko, lesionada, este lunes en París.
Muguruza saluda a Tsurenko, lesionada, este lunes en París. AP

En una tarde raruna y nómada –porque el retraso la llevó primero de la pista central a la Suzanne Lenglen, y luego la amenaza de lluvia la desplazó de la Lenglen a la Plaza de Toros…–, Garbiñe Muguruza obtuvo el pase a los cuartos de final de Roland Garros. Y lo hizo sin sudar, o acaso las pocas gotas que desprendiese su cuerpo durante los dos juegos que duró el partido contra Lesia Tsurenkko. La ucraniana se rompió nada más comenzar y la historia se resolvió en 20 minutos, con 2-0 en el electrónico.

“Ayer, cuando me pusieron el partido en el último turno pensé: bueno, es lo que hay, va a ser un día largo, y además no pinta muy bien el tiempo… Estaba rezando para que los chicos no fueran al quinto set, pero basta que diga algo para que pase…”, bromeó. “Ha sido un día largo, de espera, porque no sabía dónde iba a jugar. Al final mucha espera y solo dos juegos…”, continuó.

Con 1-0 y 30-15 a favor de la española, Tsurenko corrió para intentar cazar una bola y en el apoyo se dañó la pierna izquierda, la cara posterior del muslo. Habían transcurrido solo cinco minutos y la ucraniana (de 29 años y 39 del mundo) se percató enseguida del alcance de su lesión. Fue atendida en el vestuario, pero al regreso a la pista apenas pudo jugar un cuarto de hora y de mala manera. A los 18 minutos se resintió y dos después se fue directamente a la silla para renunciar.

“Nunca es bonito que pase algo así”, lamentó Muguruza, que por delante tiene ahora a la simbólica Sharapova, en fase creciente. “Es un buen partido, la verdad. Son unos buenos cuartos. Hace tiempo que no juego contra ella, pero me apetece mucho hacerlo”, prosiguió. “¿Si me considero favorita? No, no creo que haya ninguna favorita. Ella está jugando muy bien; la vi contra Pliskova y fue espectacular, pero yo afortunadamente me siento bien. Hasta ahí. Es muy agresiva y sólida, pero yo también lo soy. Vamos a ver quién toma la iniciativa”, afirmó.

Frente a Sharapova las cifras marcan un 3-0 favorable a la siberiana. Ahora bien, ambas no se encuentran desde 2014, en Canadá; ese mismo curso se enfrentaron en los cuartos de Roland Garros y uno antes en Roma. La balanza se decantó siempre hacia Masha, pero de entonces a hoy la escena ha dado un vuelco. Muguruza también sabe ganar grandes torneos (París 2016 y Wimbledon 2017) y la rusa (Australia 2008, Roland Garros 2012 y 2014, Wimbledon 2004 y US Open 2006) trata de enderezar el rumbo tras haber sido castigada por dopaje durante 15 meses.

“Fue hace mucho, así que han cambiado muchas cosas. Pero no saldré a la pista con una mentalidad diferente: saldré a ganar. Esos partidos fueron hace mucho tiempo, la verdad...”, concluyó Muguruza. Ni ella es aquella Garbiñe ni Sharapova (31 años) es aquella Sharapova.

RESULTADOS DEL LUNES 4

CUADRO MASCULINO:Rafael Nadal, 6-3, 6-2 y 7-6 a Maximiliam Marterer; Diego Schwartzman, 1-6, 2-6, 7-5, 7-6 y 6-2 a Kevin Anderson; Juan Martín del Potro, triple 6-4 a John Isner; Marin Cilic, 6-4, 6-1, 3-6, 6-7 y 6-3 a Fabio Fognini.

CUADRO FEMENINO: Maria Sharapova, por abandono de Serena Williams; Simona Halep, 6-2 y 6-1 a Elise Mertens; Daria Kasatkina, 7-6 y 6-3 a Caroline Wozniacki; Angelique Kerber, 6-2 y 6-3 a Carolina Garcia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información