Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘cum laude’ de Stephen Curry con un récord de nueve triples pone el 2-0 ante LeBron James

El base supera la marca de Ray Allen y Golden State supera con autoridad a Cleveland (122-103) y encarrila la final de la NBA

LeBron trata de zafarse de Curry. En vídeo, las reacciones tras el partido.

Stephen Curry recuperó su versión ‘cum laude’ y se hizo el amo y señor del segundo partido de la final entre Golden State y Cleveland (122-103). El base de los Warriors se mostró imparable, con nueve triples, un récord en la historia de las finales. Superó la plusmarca de Ray Allen, con ocho triples en un partido de la final entre los Celtics y los Lakers en 2010. Curry totalizó 33 puntos, siete rebotes y ocho asistencias. Esa ráfaga de triples resultó letal para la defensa de los Cavaliers, que dejó mucho que desear y permitió que los Warriors alcanzaran un 57% de efectividad en sus tiros de campo.

LeBron James jugó al extraordinario nivel que acostumbra, pero esta vez la debilidad defensiva de su equipo y la escasa, casi nula, aportación de la segunda unidad y también de JR Smith, dejó el partido visto para sentencia bastantes minutos antes del final. Tyronn Lue lanzó la toalla y retiró a sus titulares cuando quedaban cuatro minutos.

Los Warriors dominaron de principio a fin, aunque los Cavaliers llegaron a rebajar la desventaja a cinco puntos y a amenazar con volver a optar al triunfo como en el primer partido, resuelto en la prórroga. Pero la mejor versión de Stephen Curry, que desde que estuvo dos meses lesionado y reapareció ya en mayo en los ‘playoffs’ no se prodigaba, resultó definitiva.

El 9 de 17 en los triples de Baby Face, algunos desde más de ocho metros y en posiciones escoradas, trituró la defensa de los Cavaliers. No importó quien tuviera delante, JR Smith, Hill, Love, Nance… Y además se combinó con una fantástica actuación en ataque de sus compañeros. Kevin Durant se mostró mucho más certero que en el primer partido. Acabó con 26 puntos, nueve rebotes y siete asistencias. Klay Thompson añadió 20 puntos. Draymond Green estuvo mal en ataque con solo cinco puntos, pero ocho rebotes y siete asistencias.

Steve Kerr varió el quinteto titular y dio entrada a McGee por Looney. McGee sumó 12 puntos y Livingston, saliendo desde el banquillo, 10. Andre Iguodala, todavía lesionado, se perdió su sexto partido consecutivo en los playoffs.

LeBron James rozó el triple doble y volvió a monopolizar el juego de su equipo. El balón fue suyo casi todo el tiempo y él concibió la mayoría de los ataques de su equipo, bien ejecutando o bien asistiendo. Sumó 29 puntos -lejos de los 51 del primer partido-, nueve rebotes y 13 asistencias. Kevin Love le acompañó con 22 puntos y 10 rebotes.

GOLDEN STATE, 122; CLEVELAND, 103 (2-0)

Golden State (2): Stephen Curry (33), Klay Thompson (20), Kevin Durant (26), Draymond Green (5), McGee (12) –equipo inicial-; West (3), Looney (0), Bell (5), Livingston (10), Pachulia (6), Cook (2), McCaw (0) y Young (0).

Cleveland (0): George Hill (15), JR Smith (5), LeBron James (29), Kevin Love (22), Tristan Thompson (11) –equipo inicial-; Nance (2), Jeff Green (6), Clarkson (2), Osman (2), Korver (1), Zizic (2), Hood (2) y Calderón (4).

Parciales: 32-28, 27-18, 31-34 y 32-23.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

Las fechas de la final

1 de junio, Warriors-Cavaliers (124-114) (1-0)

3 de junio, Warriors-Cavaliers, (122-103) (2-0)

6 de junio, Cavaliers-Warriors, en Cleveland (3.00)

8 de junio, Cavaliers-Warriors, en Cleveland (3.00)

11 de junio, Warriors-Cavaliers, en Oakland (3.00) *

14 de junio, Cavaliers-Warriors, en Cleveland (3.00) *

17 de junio, Warriors-Cavaliers, en Oakland (2.00) *

* De ser necesarios.

George Hill aportó 15 puntos, pero en la segunda apenas apareció. JR Smith, al que el público del Oakland Arena animó con sorna después de su desafortunada jugada final del primer partido en la que se despistó y no lanzó para evitar la prórroga, estuvo desacertado. Sumó cinco puntos con una serie de 2-9. La afición de los Warriors coreó el célebre “¡MVP!”, pero en tono de burla.

Al final, Lue, con el partido ya decidido sacó a la segunda unidad y ello permitió a José Manuel Calderón, anotar sus primeros puntos en una final de la NBA. El base extremeño concluyó con cuatro puntos, dos rebotes y una asistencia en los tres minutos que estuvo en la cancha.

La esperanza de los Cavaliers es revertir la situación en los dos próximos partidos que se disputarán en su cancha. Se aferran al nivel de juego que exhibieron en el primer partido y recuerdan que en 2016 empezaron la final contra los Warriors con una desventaja de 3-1 que parecía definitiva y sin embargo fueron capaces de remontar y acabaron ganando el anillo de campeones.

 

Más información