Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El tenis de antes era precioso”

Feliciano López (Toledo, 36 años) y Manolo Santana (Madrid, 80) departen sobre el tenis de ayer y de hoy, sobre Federer y estilos. En 2019, el primero relevará al pionero al frente del torneo de Madrid

Feliciano López y Manolo Santana, ayer durante el diálogo en la Caja Mágica.
Feliciano López y Manolo Santana, ayer durante el diálogo en la Caja Mágica.

Antes de que juegue Rafael Nadal, el área de la Caja Mágica reservada para los jugadores es un hervidero. Por allí trata de avanzar Manolo Santana (Madrid, 80 años), pero a cada paso que da, alguien le detiene para felicitarle el día que se convierte en octogenario. Finalmente llega al encuentro con Feliciano López (Toledo, 36 años), que le espera sobre un sofá blanco en el que se desarrollará la conversación. El próximo año, después de 17 participaciones, el toledano relevará al pionero en la dirección del Mutua Madrid Open.

EL PAÍS. Feliciano, ¿ya le ha felicitado?

Feliciano. ¡Sí, claro que sí! ¿Verdad, Manolo?

Santana. Sí, toda la gente que trabaja en el torneo estaba esperándome en la central, con los recogepelotas, y me han dado una sorpresa. Ha sido muy chulo, la verdad. ¡Me han manteado! Y alguno lo hacía de más… [risas].

Feliciano. ¡Eh! Yo no, ¿eh? Por cierto: ¡Vaya reloj, Manolo! ¡Qué maravilla Yo también quiero cumplir 80, ¿eh? Pero claro, para eso aún me queda…

EL PAÍS. ¿Qué piensa cuando ve esas imágenes de Santana en blanco y negro?

Feliciano. A mí me encantan, porque me gustan lo antiguo en general, y el tenis de antes era precioso: la tradición, la forma de jugar, el jugar de blanco… Pequeñas cosas que poco a poco se van perdiendo con el tiempo. A mí todo eso me encanta y por eso me gustan los torneos de antes como Queen’s o Wimbledon, porque allí todavía se respetan todas esas cosas… Manolo jugó allí de blanco y con el escudo del Madrid cuando ganó Wimbledon.

Manolo. Eso es, ¡hala Madrid!

EL PAÍS. ¿Cuándo se conocieron?

Feliciano. Cuando yo vine a Madrid, con 12 años o así.

Santana. Sí, jugabas en infantiles...

Feliciano. En aquel momento todos los tenistas salían de Barcelona y él, siendo madrileño, quería que saliera algún jugador de aquí. Siempre ha estado súper pendiente de mí… Con 14 me fui a Barcelona y el me decía que estuviera tranquilo, que si necesitaba cualquier cosa él iba a estar ahí. Era un firme defensor de los tenistas de Madrid.

Santana. Él, siendo tan joven, ya tenía unas ganas de ganar terribles. Lo luchaba absolutamente todo. Muchas veces perdía partidos que no debería por el ansia de ganar rápidamente… Pero ahí está, ahí ha llegado. Yo de lo que más orgulloso estoy de él es de lo bien que lo hace en Inglaterra, en la hierba. Allí le he visto jugar partidos increíbles, dos o tres cuartos de final, ¿no?

Feliciano. Sí, tres. También es que cuando yo empecé a jugar bien en hierba no había ningún español que lo hiciera, aunque luego surgió la figura de Rafa, pero fue después de que yo hiciera aquellos cuartos, que hacía treinta y pico años que no se alcanzaba esa ronda. Como él va todos los años a Wimbledon siempre me lo encontraba ahí, porque en la segunda semana casi siempre estaba yo solo… Siempre estaba ahí, apoyándome desde la grada, con la ilusión de que otro español volviera a ganar.

EL PAÍS. Hablan de Londres. Allí el que manda, sin duda, es Federer. Ambos son admiradores del suizo, ¿no?

Santana. Sí, pero yo voy con Rafa, ¿eh? Es increíble cómo juega en hierba, en tierra, en todos los sitios…

Feliciano y Santana, durante su encuentro. ampliar foto
Feliciano y Santana, durante su encuentro.

Feliciano. Yo he crecido con Roger, porque somos de la misma generación, así que desde niños hemos coincidido. Rafa y él son dos figuras con juegos completamente opuestos, pero está claro que Roger es el mejor tenista de la historia y no hay duda de ello. Es el rival más complicado contra el que me ha tocado jugar; Murray se me da fatal, pero Federer es el que más me ha impresionado en una pista.

EL PAÍS. Santana, ¿usted le hubiera ganado a Federer en Wimbledon?

Santana. No, no, no… Yo soy muy sincero.

Feliciano. ¿A Federer quién le va a ganar en Wimbledon? Le ganó Rafa una vez y creo que... Manolo ¿tú sabes que Federer me ganó a mí cuando ganó su primer Wimbledon? Jugamos en octavos de final, en la antigua pista 2, la que era el cementerio, ¿te acuerdas?

Santana. Exactamente.

Feliciano. Me acuerdo perfectamente, además. Federer era ya top-5 y la gente hablaba maravillas de él. Se decía que era el futuro sucesor de Sampras, al que ya le había ganado en Wimbledon, aunque luego perdió con Henman. Me acuerdo perfectamente de ese partido: tuve break arriba en el primer set y en el segundo; parecía que él tenía unas molestias en la espalda y le llamó al fisio, pero acabó ganando.

Santana. Wimbledon es como su casa. A mí me encanta Londres, la ciudad. Cuando iba me alojaba en una pensioncilla en la que pagaba cinco libras y para mí era increíble. Los tiempos han cambiado mucho…

Feliciano. Y luego acabaste yendo al Harrington, ¿te acuerdas?

Santana. Claro, claro macho.

Feliciano. Luego yo empecé a ir a ese hotel porque tú ibas ahí y después empezaron a ir más jugadores españoles.

EL PAÍS. Entonces, ¿Feliciano es buen aprendiz, no?

Santana. Es que Feli no tiene mucho que aprender. Como tenista, nada. Ya lo sabe todo… Hay días que le salen mejor y otros peor. Ha llegado hasta donde quería llegar. ¿Él aprendiz? No. Él va a estar detrás de todo lo que hay que hacer y está muy capacitado. Yo creo que va a hacer un trabajo fenomenal.

Feliciano. Yo llego a la dirección nuevo, en un momento en el que el torneo está arriba del todo. Lo único que tengo que hacer es no estropear lo que ha hecho él, ese es mi objetivo. Si lo consigo, si consigo que el torneo siga en Madrid y que siga como está, será un exitazo. Este torneo, en 17 años, ha ido creciendo y creciendo. Me preguntan siempre: ¿Qué puedes mejorar aquí? Y la verdad es que no lo sé…

EL PAÍS. Por ejemplo, conseguir que vuelva aquí Federer.

Santana. La relación y la agilidad de contacto que tiene Feli no la tiene nadie. Yo creo que él va a conseguir muchas cosas a las que otros no pueden llegar porque es un buen tío, coño.

Feliciano. Federer me dijo que le tiene un cariño tremendo a Manolo, me dice que siempre se ha portado de forma increíble con él. Él tiene mucho respeto por las leyendas de antes, es un tío que ha respetado mucho a Manolo, a Laver… A todos los grandes del tenis. Les tiene un cariño brutal y siempre me dice: cuando voy a Madrid, ¡Manolo viene a buscarme al aeropuerto siempre! Y lo recuerda con mucho cariño. Yo tengo mucha ilusión y creo que si el año que viene decide jugar en tierra, estoy seguro de que va a venir aquí porque le encanta el torneo y le adora a Manolo y a la gente de Madrid.

Santana. Tú por un lado y yo por otro tenemos que convencerlo para que venga, ¿eh? Recuerdo que cuando descubrí por primera vez a Federer yo era el capitán de la Copa Davis. Estábamos en la Coruña y cuando le veía en los entrenamientos me impresionó.

Feliciano. Era un España-Suiza, sí.

Santana. Les dije a los jugadores: perdonadme pero yo me voy a quedar un rato viéndole jugar a este tío. Y mira hasta dónde ha llegado… Como Feli, que es otro crack. Eres muy buen tío, así que mucha suerte y ahí me tienes para lo que sea.

Feliciano. Gracias Manolo, vamos a estar unos cuantos años juntos, seguro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información