Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona recurrirá la sanción a Sergi Roberto por creerla “excesiva”

El Comité de Competición ha castigado al azulgrana con cuatro partidos por golpear a Marcelo en el clásico

Sancion Sergi Roberto
Sergi Roberto reacciona tras ser expulsado en el clásico. Getty

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha sancionado al jugador del FC Barcelona Sergi Roberto con cuatro partidos por su incidente con el madridista Marcelo en el clásico del pasado domingo, y no jugará en lo que resta de temporada. Una decisión que el FC Barcelona considera excesiva y que, según anunció el entrenador, Ernesto Valverde, recurrirá. Lo hizo en la conferencia de prensa posterior al encuentro con el Villarreal, el primero que se perdió el central azulgrana.

“La sanción nos parece excesiva y con esos datos mucho más”, dijo el técnico, en referencia a la comparación que se hizo en la sala de prensa con la sanción que se le impuso hace poco más de una semana a Damián Suárez, jugador del Getafe. Fue expulsado por una acción similar y por el mismo árbitro. Pero el Comité de Competición le impuso un partido de sanción.

“Después de volver a ver las imágenes, Marcelo le carga cuando no tiene posibilidad de jugar el balón y Sergi se revuelve. Pero, aun así es demasiado. Y no habíamos leído todavía el acta de Damián, porque si no hubiésemos pensado que Sergi iba a jugar el domingo”, señaló Valverde, que aseguró que desconocía el caso de Damián hasta minutos antes de presentarse ante los medios.

Sergi Roberto fue expulsado en el minuto 44 del partido del Camp Nou tras una acción sobre el lateral brasileño que el colegiado Hernández Hernández consideró en el acto como un golpeo “con su brazo con uso de fuerza excesiva, no estando el balón a distancia de ser jugado”. Redacción casi idéntica a la de la acción de Damián en el acta del citado partido.

Según el Comité, el jugador del Barcelona cometió una acción violenta (“con fuerza excesiva”) y dolosa (“golpear a un adversario con el brazo”) y cometida a distancia de donde se desarrollaba el juego (“no estando el balón a distancia de ser jugado”), por lo que considera que el de Reus debe ser sancionado con esos cuatro partidos más una multa de 3.005 euros, y otros 1.400 euros de multa al club.

El organismo no admitió las alegaciones presentadas por el FC Barcelona, a tenor de que el árbitro es la autoridad “única e inapelable” para dirigir las acciones en un partido, y ha impuesto la sanción mínima por infracción del artículo 98.1 del Código Disciplinario de la RFEF. De este modo, el catalán cumplió su primer partido de sanción este miércoles contra Villarreal y tampoco podrá jugar ni contra la Real Sociedad ni ante el Levante en las tres jornadas que le restan por disputar al FC Barcelona en LaLiga Santander, de la que ya es campeón, y tampoco podrá estar en el partido de ida de la supercopa. Eso si el recurso del club azulgrana no prospera.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.