Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético estalla por Griezmann

“Estamos hartos de la actitud del Barcelona. Es una falta de respeto”, se queja Gil Marín tras admitir Bartomeu contactos para fichar al atacante francés

Griezmann, en el Atlético-Arsenal. En vídeo, declaraciones de Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, el día 5 de mayo. FOTO: GTRES / VÍDEO: ATLAS

El Atlético de Madrid ha estallado contra el Barcelona por el caso Griezmann. La espiral de declaraciones de los últimos días procedentes de distintos estamentos de la entidad blaugrana en las que se insinuaba que el delantero francés abandonará el Atlético para ponerse a las órdenes de Ernesto Valverde la próxima temporada generaron anoche un contundente comunicado del máximo accionista rojiblanco, Miguel Ángel Gil Marín. “Estamos hartos de la actitud del Barcelona. Que un presidente, un jugador y un directivo del mismo club hablen de la forma en la que lo hacen del futuro de un jugador con contrato en vigor y a pocos días de jugar una final de competición europea me parece una absoluta falta de respeto hacia el Atlético de Madrid y hacia todos sus aficionados”.

Desde las primeras horas de la tarde, en el Atlético se barajaba la posibilidad de emitir el comunicado. Un alto dirigente del club rojiblanco ya expresaba su indignación en privado por lo que se considera una falta de respeto ante un equipo que está a una semana de disputar la final de la Liga Europa. El duro contenido del documento que finalmente fue publicado es el reflejo del sentir de la dirigencia del Atlético en la tarde de ayer. “Parece que a nadie le importa que juguemos una final”, repetían con indignación en los despachos del club rojiblanco.

Sin nombrarlo, Gil Marín se refiere en el escrito a Josep Maria Bartomeu, el presidente del Barcelona, que recientemente en RAC1 reconoció contactos con el agente de Griezmann y con el propio jugador. “Con su representante tenemos relación como la tenemos con otros. Fue el pasado mes de octubre, fue un encuentro, pero nada más”, concedió Bartomeu, que añadió: “A Griezmann lo vi el pasado verano de vacaciones. Nos encontramos con él, como me he encontrado con otros jugadores, pero no he comido con él”. Estas afirmaciones, más las también recientes de Luis Suárez en las que daba por hecho el fichaje, han encolerizado al Atlético, que ya presentó una queja formal ante la FIFA por las declaraciones de Guillermo Amor el pasado mes de diciembre en las que el responsable de relaciones institucionales del Barça admitía negociaciones con el entorno de Griezmann.

Más de 100 millones

“Puede ser que haya pasado alguna cosa. Puede haber buena sintonía, una relación, conversaciones... Eso es inevitable y podemos estar hablando con otros muchos. Es el trabajo de club que se suele hacer”, aseguró Amor en Movistar Plus.

Frente a la presión del Barça, Gil Marín es contundente: “En ningún momento hemos negociado por Griezmann y no tenemos ninguna intención de hacerlo. Personalmente manifesté hace unos meses al presidente del Barcelona que los derechos del jugador ni están en venta ni los vamos a vender. Asimismo le hice ver que su conducta inapropiada era contraria a la integridad de la competición, puesto que durante la temporada hemos estado compitiendo por el título de Liga y el Barcelona ha estado permanentemente presionando a uno de los jugadores más relevantes de nuestro equipo”. El Barcelona tiene la intención de esperar al 30 de junio para pagar la cláusula de Griezmann, que tras esa fecha pasa de 200 millones de euros a 100.

Al respecto, el comunicado de Gil Marín concluye amenazante al respecto: “También dije en su momento que para el supuesto de que el jugador ejerza su derecho de rescisión como consecuencia de la presión ejercida durante toda esta temporada, el Atlético de Madrid exigirá al Barcelona ante las instancias correspondientes las indemnizaciones que correspondan por su conducta inadecuada”.

En este punto, puede abrirse una vía de negociación. Es decir, el Atlético, si pierde al jugador, pretende que sea por una cantidad superior a los 100 millones, de los que 20 irán a parar a la Real Sociedad, según el acuerdo firmado en su día.

El presidente rojiblanco, Enrique Cerezo, se reunió ayer con el futbolista para intentar convencerle de que se quede. Gil Marín, además, ha ofrecido a Griezmann un contrato cercano a los 20 millones de euros por curso, pero el futbolista piensa que le ha llegado la hora de dar un salto más en su carrera, que puede ser anunciado el 20 de mayo, a final de temporada y antes del Mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información