Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bartomeu dibuja el Barça del futuro con Griezmann

El presidente azulgrana desvela que tuvo contactos con el representante del jugador del Atlético en octubre del año pasado

Griezmann celebra un gol en el Atlético-Roma. Ampliar foto
Griezmann celebra un gol en el Atlético-Roma. EL PAÍS

Con el doblete en el bolsillo, el equipo de Ernesto Valverde ya no tiene más objetivo que el de finalizar la Liga invicto, un logro que no se consigue en España desde la temporada 1932. “Si hay que buscar alicientes, este es uno importante. Conseguir algo así es muy complicado, solo hay que repasar la historia”, aseguró el técnico azulgrana, tras el empate en el clásico, que cifra en 42 la racha de partidos del Barcelona sin conocer la derrota. El club, en cambio, tiene en la agenda varias cuestiones pendientes. La primera, zanjada según Josep Maria Bartomeu. El presidente aseguró que Valverde seguirá en el banquillo del Camp Nou la próxima temporada. “No se dudó de él al acabar el partido ante la Roma. Nunca se me pasó por la cabeza su destitución”, subrayó el directivo del Barça en una entrevista a la emisora Rac1.

Con la continuidad de Valverde asegurada y atada la contratación del volante brasileño Arthur, el Barça piensa en el ataque. Y vuelve a aparecer el nombre de Antoine Griezmann. El francés es el preferido del vestuario. Hasta Luis Suárez, un poco inocente, dio su fichaje por cerrado en una conversación con un medio uruguayo. “No viene a quitarle el puesto a nadie, sino que viene con la ambición de hacer cosas importantes en el mejor equipo del mundo. Me enorgullece que traigan jugadores de esa calidad”, sostuvo el artillero. Bartomeu no quiso ser tan directo. “No hablamos de jugadores de otros equipos”, intentó desviar la atención el presidente, consciente de que en el Atlético no gustó nada la actitud del Barcelona, cuando el pasado diciembre se reunieron con allegados al delantero rojiblanco. En cualquier caso, Bartomeu reveló: “No he hablado con él este año, sí lo hice con su representante en octubre. Con Cerezo he hablado de muchas cosas, pero no de esta”. La idea del club azulgrana es abonar la cláusula de Griezmann al Atlético y también hacerse cargo del 20% del traspaso que le correspondería a la Real Sociedad. Un sacrificio económico para mantener la buena relación con la entidad rojiblanca.

El Barça también tendrá que hacer un esfuerzo para sellar la continuidad de Umtiti. El defensa tiene una cláusula de 60 millones, una cantidad poco exagerada si se tienen en cuenta los 65 que pagó el City por Laporte o los 79 que el Liverpool puso para quedarse con Van Dijk. “Estamos hablando su renovación”, explicó el presidente. El problema, para el Barça, es cuadrar las cuentas. Es una plantilla que se llevaba, sin tener en cuenta a Coutinho, el 84% de los ingresos. “Intentamos mantener una estructura salarial que tenga cierta armonía. Queremos llegar a un acuerdo porque está haciendo buenas temporadas y es titular indiscutible”, añadió el directivo.

Es justamente Umtiti uno de los últimos fichajes que más resultado le dio al Barcelona, una apuesta del secretario técnico, Robert Fernández. Del once inicial que saltó al campo ante el Madrid, cuatro fueron contratados Andoni Zubizarreta (Ter Stegen, Alba, Rakitic y Suárez), uno de Txiki Begiristain (Piqué) y dos de Robert (el central francés y Coutinho). El resto, Messi, Iniesta, Sergi Roberto y Busquets son productos de la Masia. El contrato del secretario técnico, que invirtió cerca de 500 millones de euros en las últimas tres campañas, expira a final de temporada. Valverde, entrenador del primer equipo, tiene clara su postura. “Fue él quien contactó conmigo para darme la oportunidad de venir aquí. Es una de las personas más cercanas a mí por el cargo que tiene, nos conocemos desde hace tiempo. Para mí es importante, pero no sé lo que ocurrirá”, aseguró el técnico.

“El futuro de Robert dependerá de Pep Segura (mánager deportivo del Área de Fútbol del Barcelona)”, apuntó Bartomeu. La relación entre Segura y Robert Fernández es fría, por lo que todo hace prever que el futuro del secretario técnico del Barça está lejos del Camp Nou. Y para tomar decisiones en los despachos, el nombre de Jordi Cruyff hace días que está en la órbita azulgrana. “Tenemos una muy buena relación con él y colaboramos con la Fundación Johan Cruyff. Lo otro es una especulación. Los técnicos que se incorporen dependerán del área técnica y de Pep Segura”, concluyó el presidente del Barcelona. Jordi Cruyff todavía no tiene definido su futuro, después de que en marzo anunciara que dejará el el Maccabi de Tel Aviv a final de temporada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información