El ascenso del fútbol mexicano se vuelve un caos

Los dos campeones que definían al club que ascendería a Primera División no podrán hacerlo por cumplir requisitos administrativos y la Liga MX analiza jugar con sólo 17 equipos

Los jugadores de Cafetaleros celebran su título.
Los jugadores de Cafetaleros celebran su título.Cuartoscuro

Para explicar el sistema de ascenso en el fútbol mexicano hay que tirar de varios hilos. El campeonato mexicano se divide en dos torneos cortos tanto en Primera como en Segunda. El club campeón de cada uno se enfrenta en una final para definir al nuevo integrante de la máxima categoría. Aunque no todos los equipos de la Segunda pueden ascender. Eso les pasará a Alebrijes de Oaxaca y a los Cafetaleros de Tapachula, campeones, pero limitados a ascender.

Esta temporada, la 2017-18, los primeros ganadores fueron los Alebrijes de Oaxaca el equipo con una de las mejores delanteras con apenas cinco años a nivel profesional. En su final superaron en los penaltis a los Bravos de Juárez. La plantilla oaxaqueña pasó del júbilo a la frustración cuando la dirección del Ascenso MX – como se conoce a la Segunda – les notificó que no contaban con los lineamientos para ser considerados un equipo de la Liga MX. Uno de ellos es contar con un estadio con lugares definidos para 20.000 aficionados, el Instituto Tecnológico de Oaxaca tiene un aforo de 14.950 lugares.

En el caso de Cafetaleros de Tapachula (Chiapas), institución creada hace tres años, no cumplen con las especificaciones del estadio porque al suyo le faltan 1.983 y toda la estructura de fuerzas básicas y equipo femenino que exige la Federación Mexicana de Fútbol.

En caso de que ganen deportivamente Cafelateros o Alebrijes ninguno podrá ascender. Lo único que obtendrán será un premio de 120 millones de pesos (unos seis millones de dólares) y, como si se hablara de un concurso por televisión, volver a participar. Sólo seis equipos de 16 tenían el aval de los dirigentes para saltar de división: Bravos de Ciudad Juárez, Celaya, Dorados, Atlante y el Atlético de San Luis, la franquicia del Atlético de Madrid en México.

Los Leones Negros, en cambio, tienen todo en regla. Con 48 años de historia y con un largo historial en Primera División, el conjunto de la Universidad de Guadalajara aspiran a ascender. Su único impedimento serán los Alebrijes de Oaxaca en la gran final. El plantel universitario subió el escalón en la temporada 2013-14 tras 20 años en la sombra, pero en un año bajaron de nuevo. Contra Cafetaleros perdieron este fin de semana 2-3.

Los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de México (BUAP) descendieron esta temporada. El combinado se convirtió en el último equipo que descendió por los próximos dos años. En marzo pasado, los directivos consumaron su decisión de eliminar el descenso deportivo por un par de años para ampliar la Liga MX de 18 a 20 equipos. Sin embargo, el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, sentenció que si los Lobos pagan 120 millones de pesos pueden permanecer en Primera, en caso de no hacerlo habrá un torneo de 17 conjuntos.

Existe la posibilidad de que el Celaya pueda comprar su boleto a Primera luego de ser el equipo con más puntos en los dos torneos cortos, 51. Los Mineros de Zacatecas también suman esa cantidad de unidades, sin embargo, el club pertenece a un consorcio que mantiene a equipos de la Liga MX: Pachuca y León. De acuerdo con los dirigentes la multipropiedad va en contra del reglamento. El fútbol de Primera División tendrá que esperar para las ciudades de Tapachula y Oaxaca.

Sobre la firma

Diego Mancera

Es portadista de EL PAÍS América y periodista de la edición mexicana desde 2016. Está especializado en temas de deportes. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción