Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tsitsipas, primer finalista griego del circuito desde 1973

El griego alcanza la lucha por el título tras eliminar a cuatro cabezas de serie: Diego Schwartzman (7º), Albert Ramos (10º), Dominic Thiem (3º) y Pablo Carreño (5º)

Tsitsipas
Tsitsipas celebra el pase a la final. AFP

Cuando acabó su partido de octavos de final frente a Thiem, el tercer cabeza de serie, Stefanos Tsitsipas se confesó: “Miré al marcador [6-3 y 6-2] y me quedé sorprendido al ver el resultado”. Sin embargo, Rafael Nadal, su rival en la final del Open Banc Sabadell, le calificó ayer como el “mejor finalista posible”. El manacorense agregó que cuando comenzó el torneo, el griego no habría entrado en su quiniela. “Pero viéndole jugar, no me sorprende en absoluto verle en la final”, añadió.

Tsitsipas entrará la semana que viene entre los 50 mejores del mundo. Será la mejor clasificación de su vida y algo que ni siquiera podía soñar. "Este era mi objetivo para cerrar esta temporada", confiesa. Algunos jugadores que se habían enfrentado a él le tenían ya por un gran jugador. Sin embargo, llegó a Barcelona siendo un desconocido y ser irá convertido en una de las promesas más notables del circuito profesional.

Nacido en Atenas y formado allí en sus inicios, Tsitsipas es hijo de un exjugador que se ha convertido en su entrenador y de una exjugadora profesional rusa, Julia Salnikova, que nunca entró en la lista de las 100 mejores en los años ochenta. Ahora sigue trabajando en Atenas, pero acude asiduamente a la Academia de Mouratoglou en Niza.

Con 19 años, Tsitsipas se ha convertido en el mejor jugador de la historia del tenis griego y en el primero que alcanza una final del circuito desde que lo lograra Nicholas Kalogeropoulos en Des Moines (Iowa) en 1973. Su evolución en Barcelona ha sido brutal. Ha eliminado a cuatro cabezas de serie para alcanzar la final: Diego Schwartzman (7º), Albert Ramos (10º), Dominic Thiem (3º) y Pablo Carreño (5º). "He jugado con mucha confianza, sin mirar el rival. Todos son buenos jugadores, pero me siento bien y he demostrado que tengo opciones con cualquiera".

Se define como un jugador con buen drive, saque y revés al que le gusta la red. "Y he mejorado mucho mi segundo saque", comenta. "Mi superficie favorita en la hierba… pero en tierra es donde mejor juego". Hasta ahora, solo ha disputado tres torneos del Grand Slam y en ambos cayó en la primera ronda (Roland Garros y Wimbledon, el año pasado, y Open de Australia en enero). Este año ha alcanzado los cuartos de final en Doha y Dubai. Y la del Godó será su primera final.

Más información