Tenis | Torneo Conde de Godó

Nadal se reivindica y Carreño se salva

El manacorí entra en los cuartos de final y se enfrentará a Klizan después de superar a García-López (6-1 y 6-3)

Nadal, ante García-López.
Nadal, ante García-López. Manu Fernandez / AP

Las dudas van desapareciendo en la cabeza de Rafael Nadal. Si el calificativo con que definió su debut en el Open Banc Sabadell fue de “el peor de los últimos partidos”, en octavos de final su juego mejoró de forma ostensible. El de Manacor no dio ninguna opción a Guillermo García-López y le arrebató cualquier posibilidad de entrar por primera vez en los cuartos de final. El resultado fue contundente, 6-1, 6-3 en 1 hora y 19 minutos. En cuartos, Nadal se enfrentará al sorprendente eslovaco Martin Klizan que, llegado de la previa, superó a Feliciano López por un doble 6-1.

Más información

En contraste, Pablo Carreño pasó por los infiernos antes de alcanzar por primera vez los cuartos de final en su propio club, el RCT Barcelona. El asturiano tuvo el partido en las manos y la posibilidad de resolverlo en dos mangas, cuando con 5-2 y saque dispuso de tres bolas de partido que no logró aprovechar. El partido se le complicó hasta el punto de que con 5-6, el francés Adrian Mannarino le tuvo en las cuerdas y dispuso de tres match-ball. Ahí surgió el nuevo espíritu de Carreño para salvar la situación, forzar el desempate y acabar ganándolo en la quinta bola de partido por 8-6. Hace unos años, el asturiano probablemente se habría rendido. Ahora, lucha hasta el último aliento. Y eso le concede un plus que le permitirá enfrentarse a Grigor Dimitrov en los cuartos de final.

La confianza de Nadal va creciendo a medida que va jugando partidos. El nivel que desarrolló en Montecarlo estuvo por encima incluso de lo que él mismo esperaba. En su primer partido en el Godó bajó su listón. “No es que me sintiera mal”, dijo tras su segunda victoria. “Venía de jugar muy bien en Montecarlo y las circunstancias cambiaron: estoy en Barcelona, en pistas diferentes, un nuevo torneo. Estuve algo incómodo y Roberto [Carballés] jugó muy bien. Eso te obliga a estar atento”.

Frente a Guillermo García-López (69º mundial) Rafa se mostró un jugador distinto. Su juego no tuvo fisuras y el manchego se exasperó viendo cómo se iban esfumando sus ilusiones. “Hoy me he sentido bastante mejor. Tuve dos juegos malos con 4-1 en la segunda manga, y aquello le dio confianza para remontar. Pero hoy he salido a la pista con convicción. Me sentí muy bien”. La única preocupación de Nadal es llegar a Roland Garros en perfectas condiciones físicas. Le quedan cinco semanas hasta afrontar su gran reto del año y necesita jugar torneos para asegurar la confianza.

Desde que una lesión en la pierna derecha le obligó a tomarse un descanso tras el torneo de Shanghái a finales del año pasado, Nadal no jugó en perfectas condiciones hasta el Open de Montecarlo, la semana pasada. Al final, el manacorense dijo que era el primer torneo que concluía sin molestias después de mucho tiempo. En Barcelona afirma sentirse bien y se mueve con soltura en la pista. Si los problemas físicos le respetan no tiene rival en tierra. La cuestión es que llegue pletórico para conquistar su 11º Roland Garros.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50