Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mejor triatleta española, embestida por un coche mientras se entrenaba

Carolina Routier chocó de frente con su bicicleta contra un BMW y sufre fracturas en el hombro izquierdo, seis costillas y un pómulo

Carolina Routier Ampliar foto
Routier, compitiendo en el Mundial de Estocolmo en agosto pasado. Getty Images for WTS

Carolina Routier, la mejor triatleta española, fue embestida el lunes por un BMW 116 mientras se entrenaba en bicicleta por una carretera estrecha junto al lago de Banyoles (Girona).

 La deportista catalana, habitual en el top 20 de las series mundiales, fue atendida en el hospital Trueta, de Girona, donde le apreciaron seis costillas fracturadas, el hombro izquierdo destrozado y también el pómulo izquierdo, de cuya fractura fue intervenida el martes. Según fuentes de la Federación Española de Triatlón, los médicos tienen previstas más intervenciones para reparar el hombro. Su vida no corre peligro. Justo el día del choque, Routier cumplió 28 años.

Los médicos que la atendieron dijeron a la madre de la deportista olímpica que otra persona sin la fortaleza física propia de una deportista de elite quizás no lo habría contado. “Y fue fundamental que llevara puesto el casco”, añadieron. “Sin casco, no se habría salvado”.

El accidente ocurrió poco antes de las 16.00 en el término municipal de Porqueres, el pueblo en el que se afincó el pistard Joan Llaneras, en la carretera de Banyoles a Olot, una ruta rompepiernas angosta y sin arcén, por la que dos coches solo pasan a la vez casi rozándose. Según fuentes de los Mossos, que intervinieron tras el accidente, Routier iba ascendiendo por un tramo cuando el coche invadió su carril, embistiéndola. El conductor pasó sin problemas las pruebas de drogas y alcoholemia, y tampoco transitaba a excesiva velocidad, por lo que la policía achaca la invasión y la embestida a una distracción.

El entorno del lago de Banyoles es la zona habitual de entrenamientos de triatletas de todo el mundo, y también la base de uno de los grupos de elite de más calidad. Lo dirige el técnico canadiense Joel Filliol, y de él forman parte, junto a Routier, excelente en natación sobre todo, su compañero Mario Mola, el mallorquín dos veces campeón del mundo y número uno actual del ranking mundial, y el sudafricano Richard Murray.

Routier y Mola empezaron a salir juntos hace media docena de años, cuando ambos se entrenaban con César Varela en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Juntos se fueron con Filliol en 2013, tras los Juegos de Londres y juntos suelen coincidir en la mayor parte de las competiciones, como en los Juegos de Río 2016, y en las series mundiales. El 2 de marzo pasado ambos compitieron con el equipo español en Abu Dabi. Mola quedó segundo y Routier, 17ª.

El próximo sábado, la principal competición se celebra en el archipiélago de Bermuda, una cita que Routier se saltaba por cuestiones estratégicas, ya que dentro de tres semanas, en Yokohama (Japón), comienzan las pruebas puntuables para la clasificación para los Juegos de Tokio 2020, el gran objetivo de la triatleta, que no pudo terminar la prueba de Río.

Mola justamente estaba volando hacia Bermuda cuando su compañera sufrió el accidente, del que le informó el director técnico de la federación española cuando descendió del avión.

Ningún especialista ha aventurado aún una fecha para el regreso a los entrenamientos y la competición de Routier, quien seguramente deberá pasar el esto de 2018 recuperándose de las heridas.

 

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.