Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrari achucha a Mercedes en China

La Scuderia confirma en Shanghái el paso adelante dado por su coche, con el que Vettel ya le saca 17 puntos a Hamilton

El Ferrari de Kimi Raikkonen, por delante del Mercedes de Valtteri Bottas en un entrenamiento en China.
El Ferrari de Kimi Raikkonen, por delante del Mercedes de Valtteri Bottas en un entrenamiento en China. AP

Ferrari dio este invierno otro pasito hacia la consecución de un objetivo que se le resiste desde hace más de una década: el último título de la marca de Maranello en el Mundial de Fórmula 1 data de 2007 y se lo adjudicó Kimi Raikkonen, antes de las peripecias del finlandés por NASCAR, los rallies y Lotus; y antes de que el equipo de los bólidos rojos se encomendara a Fernando Alonso, primero, y a Sebastian Vettel, después. El paddock del certamen, de cualquier forma, observa receloso la evolución de Mercedes puesto que existe la sospecha de que el constructor de la estrella esconde cartas y no ha liberado su potencial. Hasta que se confirme o quede desmentido el asunto, Ferrari tira millas de la mano de Vettel, que tras imponerse en las dos primeras paradas del calendario ha puesto tierra de por medio y se encuentra ya a 17 puntos de Lewis Hamilton, su más inmediato perseguidor.

El británico fue el más rápido en las dos primeras sesiones de ensayos libres del Gran Premio de China que se disputa este domingo, tercera cita del curso. En un escenario en el que el motor jugará un papel capital, sobre todo en la inacabable recta trasera —casi 1,2 kilómetros de cuerda—, Ferrari demostró este viernes que tiene monoplaza para achuchar a Hamilton y Mercedes, implacables dominadores de la era híbrida con custro dobletes saldados por el chico de Tewin (2014, 2015 y 2017) y Nico Rosberg (2016).

En una jornada marcada por el fuerte viento que en muchos momentos hizo la murga a los corredores, el segundo mejor registro lo anotó Raikkonen, que se quedó a solo siete milésimas del tiempo del actual campeón. El piloto de Espoo, que a sus 38 años es el integrante más veterano de la parrilla, parece haber recuperado pegada este invierno, en el que además llevó a cabo una intensa preparación física que se hace evidente en su aspecto. El tercero más veloz fue Valtteri Bottas, mientras que Vettel, compañero del Hombre de Hielo en la Scuderia, fue el cuarto, aunque a una sola de décima de Hamilton. Carlos Sainz concluyó el octavo, a casi un segundo de la cabeza y Fernando Alonso lo hizo el décimo, dos décimas por detrás de su compatriota.

Dudas en McLaren

Los resultados obtenidos en las dos primeras carreras por McLaren y Alonso; quinto en Australia y séptimo en Bahréin, son mejores que las sensaciones que transmite el constructor de Woking. En Shanghái, donde este sábado (8:00, Movistar Fórmula 1) se disputará la cronometrada, el asturiano asegura tener ciertas dudas de la conveniencia de clasificarse para la última eliminatoria (Q3), dadas los problemas provocados por el exceso de degradación de las gomas más blandas. “Sabíamos que sería un gran premio complicado y lo confirmamos, y que las gomas ultrablandas rendirán mejor el sábado que el domingo”, convino Alonso tras esa primera jornada. “Con esos problemas, no sé lo útil que sería entrar en la Q3. Si pasamos, será la primera vez que lo hagamos. Y si no, será como una minipole para nosotros”, zanjó el español.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información