Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Honda, mejor que McLaren en Bahréin

Toro Rosso brilla con la sexta plaza de Gasly mientras que la escudería británica anuncia una investigación tras no alcanzar la Q3

Alonso, tras la crono del GP de Bahréin.
Alonso, tras la crono del GP de Bahréin. Getty

La mejor clasificación de Fernando Alonso durante los tres años que duró la infructuosa unión entre McLaren y Honda fue la sexta plaza de Brasil del año pasado. Esta temporada, los japoneses suministran el motor a Toro Rosso, y tras un poco esperanzador inicio en Australia, colocaron a Gasly en la Q3 para abordar la carrera del domingo en Bahréin (Movistar 17.10) desde una quinta posición sorprendente. Delante, solo los tres grandes, salvo el Red Bull de Verstappen, que saldrá 15º tras irse contra el muro en la Q1.

Fiesta para los de Faenza y alarma en McLaren, que organizó una reunión de emergencia con los ingenieros para indagar en la falta de rendimiento. "Obviamente ha sido una sorpresa después de la velocidad que tuvimos en los últimos libres", reconocía Eric Boullier, director deportivo. "Necesitamos una gran investigación".

Poco antes, Alonso aparentaba algo más de calma. “No estoy preocupado. La carrera es mañana y tenemos mejor ritmo de carrera que a una vuelta”, indicó el asturiano, 13º por delante de su compañero Vandoorne. "Ha habido demasiadas sorpresas negativas en la crono; así que a ver si mañana podemos revertir esta situación", añadió.

El bicampeón del mundo volvió a recordar las mejoras que aún están por llegar y que espera McLaren de forma definitiva para el GP de España (13 de mayo). Será a partir de entonces cuando en Woking esperan sacar el máximo rendimiento al nuevo motor Renault. 

En Toro Rosso, en cambio, la sorpresa fue mayúscula: “No hay tanta diferencia entre Honda y Renault”, aseguró James Key, director técnico, que también se felicitó por la undécima plaza de Hartley. "No pensábamos que íbamos a llegar a la Q3", reconoció Gasly, que en la primera carrera del Mundial rompió motor, mientras que su compañero fue último.

En la parte alta, Ferrari logró el doblete con la pole de Vettel, que ganó en Australia, por delante de Raikkonen. El finlandés, al ser felicitado, soltó un enigmático: “Hemos hecho exactamente lo que yo no quería hacer”. Bottas fue tercero, más rápido que Hamilton, que además pierde cinco plazas por cambiar la caja de cambios y saldrá noveno. Carlos Sainz (Renault) lo hará 10º.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información