Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azpilicueta: “Mi juego no pasa por marcar el terreno con patadas”

El central del Chelsea, también segundo capitán, valora la eliminatoria ante el Barcelona y su progreso como futbolista

Azpilicueta, durante el partido de la Premier ante el City. Ampliar foto
Azpilicueta, durante el partido de la Premier ante el City. REUTERS

Unos periodistas tailandeses enloquecen de alegría al ver aparecer a César Azpilicueta por la puerta trasera de Cobham que lleva a las salas habilitadas para las entrevistas. Risas, aplausos y cuchicheos entre más risas. “Silencio, por favor”, reclaman después cada ciertos minutos y con cara de pocos amigos, por más que apenas se escuchen siseos por el pasillo. “¡Es el capitán del Chelsea!”, se justifican más tarde, una vez que el defensa ya se ha ido tras firmar una pila de camisetas. En realidad es el segundo, por detrás de Cahill. Pero Azpilicueta se ha ganado su lugar en el corazón blue, también en una Premier que le reconoce como el zaguero que más pases entrega y más balones roba. Y a eso se dedicará esta noche en el Camp Nou, encuentro decisivo de los octavos de la Champions (1-1 en la ida).

Pregunta. Sus padres le regalaron las primeras botas y le dijeron que disfrutara, igual que el día que entró en la cantera de Osasuna. ¿Ese es su secreto, disfrutar?

Respuesta. Yo creo que sí. De niño disfrutas del momento y sueñas con ser futbolista, pero no piensas que puedes conseguirlo. Se lucha, se pelea, se sufre y se vive, pero si no lo disfrutas….

P. Quizá también le da más valor porque vio cómo lo intentó su hermano y no lo consiguió, ¿verdad?

R. Lo valoro muchísimo porque sé la cantidad de niños que empezamos y sé lo difícil que es conseguirlo. Mi hermano tiene nueve años más que yo, por lo que de crío iba a sus partidos y compartíamos la ilusión. Pero yo tuve la suerte de entrar en el Tajonar y allí el aprendizaje es mucho mayor.

P. ¿Se lo ha trabajado o es cuestión de talento y suerte?

R. Un poco de todo. Hay que tener sacrificio, talento y suerte porque debe ocurrir en el momento adecuado y justo. Hay muchos factores y los pequeños detalles son determinantes.

P. ¿Cómo tener paciencia en los momentos malos?

R. Desde luego. Eso lo aprendí en el Olympique de Marsella. Hasta entonces, había debutado en Primera con 17 años, jugué más de 100 partidos con Osasuna, iba con la selección Sub-21… Iba todo sobre ruedas. Pero cuando llegué a Francia fue un momento muy duro porque pensaba en lo que pagaron por mí, en que las cosas no salían como queríamos… Y cuando empezó a ir bien, me rompí la rodilla. Entonces empecé a valorar el despertarme pronto y las horas que metí en el gimnasio, así que volví a disfrutar de cada entrenamiento, de cada amistoso, hasta que regresé.

P. ¿No se abandonó?

R. Nunca. Siempre me ha gustado cuidarme, poner el esfuerzo en mi profesión. Siempre el máximo. Hay días mejores y peores, pero siempre hay que buscar soluciones que obtienes con la experiencia. Pero está claro que me gusta darlo todo y no escatimar esfuerzos.

P. Pues con Conte se pondrá a prueba… ¿Es verdad que es tan duro en lo físico?

R. Trabajamos mucho el aspecto físico y hay momentos en los que lo pasamos un poco mal. Pero sabemos que por más que en el momento se sufra, hay un objetivo de competición y es necesario. Y Conte no es solo físico, ¿eh? Tácticamente nos da mucho.

P. ¿El fútbol inglés le va como anillo al dedo?

R. Puede ser. No sé. Jugué en España, donde hay un fútbol muy técnico. En Francia es más físico y te mides con delanteros rápidos y fuertes, lo que creo que me sirvió para Inglaterra, donde hay una mezcla de todo pero el ritmo es mucho más rápido. Ahora llevo muchos años aquí y sí, creo que es el que más me gusta.

P. Aunque haya más contacto.

R. Es que el ritmo alto te lleva a más situaciones de duelos individuales y de disputa. Pero no cambia el asunto. Ellos, los delanteros, buscan desequilibrar y nuestra misión, la de los defensas, es intentar pararlos.

Conte incide mucho en el aspecto físico y a veces lo pasamos un poco mal

P. ¿Le gusta marcar el terreno con una patada de vez en cuando?

R. No, no es mi juego marcar terreno con patadas. Mi forma de marcar terreno es estar concentrado desde el primer minuto y no verme superado hasta el último. Creo que esa es la mejor forma.

P. Decía Mourinho que con 11 Azpilicuetas ganaría la Champions. ¿Qué le parece?

R. Bueno, fueron palabras halagadoras, desde luego. Y lo agradezco. Pero como mucho ganaríamos a penaltis porque muchos goles no meto…

P. Pero sí que fue el año pasado el jugador de la Premier que más pases dio y el que más balones robó. ¿Un central también puede ser protagonista?

R. Sí, claro. Será porque me siento muy cómodo con nuestro sistema, con tres centrales y dos carrileros. Es un sistema con el que tienes un defensa más y se trata de hacer un trabajo en equipo. Hay momentos en los que tienes que estar expuesto porque carrileros atacan, pero aun así creo que le sacamos rendimiento.

P. ¿Qué diferencias encuentra entre jugar de lateral o de central?

R. En la banda tienes una aportación ofensiva clara si subes el carril y sacas centros. De central, con la línea de tres, tocas más pelota y participas en la primera fase de la creación, en la evolución. Y los centros, los defiendes. En cualquier caso, lo que sí que noto con los años es la experiencia de haber jugado en varios puestos porque empecé de delantero, seguí de extremo ya en Osasuna, pasé al lateral derecho e izquierdo en Pamplona y luego en Marsella, y he acabado de central. Eso y los entrenadores me han hecho aprender mucho.

P. ¿Quién es el entrenador que más te ha enseñado?

R. ¡Ufff! De cada uno he aprendido mucho porque se trata de estar abierto y escuchar, intentar aprovechar sus conocimientos sea del estilo que sea. Ziganda, Camacho, Deschamps, Di Matteo, Benítez, Mourinho, Hiddink y Conte. También Del Bosque y Lopetegui en la selección. No me puedo quejar ni quedar con ninguno.

P. ¿Y qué os dijo Conte después del empate ante el Barça?

R. Que el gol de Messi nos hizo daño, pero que defensivamente y ofensivamente lo habíamos hecho bien porque habíamos demostrado que podíamos competir con cualquiera.

P. ¿Debe jugar el Chelsea de igual manera en el Camp Nou?

R. Sabemos que tenemos que defender muy bien porque tienen jugadores con calidad tremenda. Pero nosotros también los tenemos y hay una cosa obligada: para pasar, necesitamos al menos un gol. Luego hay que ver cómo paramos a Messi porque es un jugador que en cualquier momento marca la diferencia por sus recursos. Se trata de ser un equipo muy serio.

El ritmo alto de la Premier te lleva a más situaciones de duelos y disputa

P. ¿Es el partido más importante de la temporada para el Chelsea porque difícilmente pelearán por la Premier?

R. Está claro que la Premier se nos ha puesto muy complicada, pero debemos acabar arriba para jugar la Champions el año que viene. Pero sí; este partido, por ser el próximo y por ser determinante, ahora es el más importante.

P. Llega al Camp Nou como segundo capitán del Chelsea. ¿Qué significa para usted?

R. Es un orgullo. He compartido vestuario con grandes jugadores, como los de ahora, y es una responsabilidad que me gusta.

P. ¿Quién lo decidió?

R. Creo que el club y el entrenador.

P. ¿Cómo debe ser un buen capitán?

R. Debe asumir todas las responsabilidades que le tocan, además de ayudar en todo momento a todos y estar disponible las 24 horas para quien sea. En el campo también debes hablar con el árbitro y por supuesto debes ser enlace entre jugadores y técnico, también con la directiva. De todo un poco, vaya.

P. ¿Aprendió de Terry?

R. Terry fue un excelente capitán. Tuve la suerte de que jugó de central izquierdo cuando yo cubría el lateral por esa banda y me enseñó muchísimo. Aunque de vez en cuando metía unas buenas broncas… Yo meto menos, pero alguna cae.

P. ¿Le siguen llamando Dave en el vestuario?

R. Sí, sí. Alguna vez sí porque ya se me ha quedado como mote. Me lo pusieron en una ronda de preguntas que nos hacían los aficionados, porque dijeron que mi apellido era muy complicado. Y se me quedó.

Más información