Libertad bajo fianza para dos de los tres exjugadores de la Arandina acusados de abuso sexual

La Audiencia Provincial de Burgos también les ha impuesto a los futbolistas la prohibición de acercarse a la joven a menos de 1.000 metros

Salida camino a prisión de los futbolistas detenidos, el pasado diciembre.KIKE PARA | ATLAS (atlas)

La Audiencia Provincial de Burgos ha decidido este martes la puesta en libertad bajo fianza de 6.000 euros a dos de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol acusados de un delito de abuso sexual cometido contra una menor, según han informado fuentes jurídicas. Además, la Audiencia les ha impuesto la prohibición de acercarse a la joven a menos de 1.000 metros, tal y como han precisado las mismas fuentes. La Audiencia ha optado por la puesta en libertad de solo dos de los exjugadores porque el tercero presentó más tarde que ellos el recurso a la prisión provisional, por lo que el tribunal aún no ha recibido la solicitud.

Más información

La salida de prisión de dos de los tres investigados se llevará a cabo después de que la Fiscalía mostrara en febrero en un escrito su no oposición a la libertad provisional de dos de los tres investigados, Víctor Rodríguez, Viti, de 22 años, y Raúl Calvo, de 19. Los dos, junto a Carlos Cuadrado, Lucho, de 24 años, permanecen en prisión desde el pasado 13 de diciembre, después de que los padres de una joven de 15 años denunciaran una agresión sexual cometida contra la menor el pasado noviembre.

En el texto que presentó la Fiscalía como respuesta a la última solicitud de excarcelación realizada por la defensa de los futbolistas en diciembre, el ministerio público señalaba que "nada se opone a que se acuerde la libertad provisional de los investigados". Y añadía que, considerando que la prisión provisional solo debe durar mientras subsistan los motivos que la ocasionaron, "es por lo que se interesa la puesta en libertad de los investigados, con la imposición de las medidas cautelares expuestas".

En concreto, relataba que ya no hay posibilidad de ocultar, alterar o destruir pruebas relevantes, puesto que ya se habían practicado las diligencias necesarias. De la misma manera, entendía que la protección de la víctima quedaba salvaguardada, imponiendo, como medidas cautelares, la prohibición de comunicarse con la menor con cualquier medio de comunicación, informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual. Asimismo, establecía que los futbolistas no podrán acercarse a menos de mil metros de la denunciante, tal y como ha acordado este martes la Audiencia de Burgos.

Las actuaciones judiciales contra los tres exjugadores de la Arandina se iniciaron a raíz de una llamada de los padres de la joven a la Fundación ANAR, una ONG que atiende a "menores y adolescentes en situación de desamparo". Estaba en tratamiento psicológico y acudía a Madrid con sus padres una vez a la semana a recibirlo. Fue precisamente en la última de esas consultas donde la niña manifestó que tres chicos, jugadores de la Arandina, le propusieron tener relaciones sexuales y la invitaron a su piso en Aranda de Duero.

Según su declaración, "una vez allí no quiso seguir con la propuesta y la forzaron". De lo relatado por la menor, se deduce que los tres implicados mantuvieron relaciones sexuales con ella en el pisoque el Club de fútbol les facilita a los jugadores. Además, un vídeo grabado por la menor, muestra a una cuarta persona en compañía de los tres detenidos. El cuarto jugador de la Arandina Club de Fútbol que estuvo en el piso en el que supuestamente tres de sus compañeros abusaron sexualmente de una menor sostuvo a finales del pasado enero ante el juez que "no pasó nada" en el inmueble. La chica, de 15 años y residente de Aranda de Duero (Burgos), no mencionó a este testigo en su declaración, pero este aparece en un vídeo de cuatro segundos de duración que se grabó la misma noche en la que ocurrieron los casos y que la joven compartió en la red Musical·ly, razón por la que el joven fue a declarar de forma voluntaria.

La denuncia se cursó finalmente en Aranda de Duero porque los responsables de la Fundación ANAR, que funciona desde los años 70 atendiendo a menores, se dirigieron a la UFAM (Unidad Central de Familia y Mujer de la Policía Nacional), y desde allí les aconsejaron que interpusieran la correspondiente denuncia en el lugar en el que se produjeron los hechos, donde residen todos los implicados.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción