Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eibar, Girona, Getafe y Leganés, modestos en la tierra media

Con los presupuestos más bajos de Primera, los cuatro equipos viven con holgura en mitad de la clasificación a la sombra de vecinos poderosos

Amrabat y Mojica pugnan por un balón.
Amrabat y Mojica pugnan por un balón. EFE

La zona media de la clasificación es un terreno gris, generalmente lejos del pozo del descenso a Segunda pero con pocas opciones de acceder a los puestos europeos. Muchas veces se habla con desdén de estas posiciones del 8º al 13º, pero Eibar, Getafe, Girona y Leganés están la mar de a gusto ahí. Los cuatro comparten similitudes: no son habituales en la élite, tienen los cuatro presupuestos más bajos de Primera, conviven con equipos vecinos muy poderosos que les quitan jugadores jóvenes y masa social, han pasado por grandes dificultades económicas antes de sanearse y cuentan con entrenadores españoles fogueados en categorías inferiores sin haber conocido la gloria como jugadores. Con poco menos de media Liga por jugar los cuatro viven con holgura en la tabla, incluso en situación de pelear por Europa si hay descuidos arriba.

LEGANÉS
El vecino humilde que planta cara

Ser un equipo del sur de Madrid no es fácil con dos gigantes devoradores de atención como son el Real y el Atlético, pero en Leganés, el sentimiento pepinero está comiendo terreno a los grandes. “Todos los niños dicen ya que son solo del Lega”, apunta Victoria Pavón, presidenta del club.

No siempre fue así. Cuando Pavón y Felipe Moreno, dueño del club, llegaron en 2009, los jugadores estaban a punto de plantarse por no cobrar y la asistencia al campo era irrisoria. “No se generaban ingresos y había que hacer ampliaciones de capital anuales”, recuerda Pavón, que reconoce que aún mantienen el control del gasto “aunque en Primera hay unas exigencias económicas mayores”.
En lo deportivo el punto de inflexión llegó en 2013, cuando aterrizó el actual entrenador, Asier Garitano. Se consiguieron dos ascensos en tres años y se dejó atrás una década en Segunda B. “Asier nos ayudó a estabilizar un proyecto. Aprendimos que las prisas nunca son buenas y hay que tener paciencia”, dice la presidenta.

Hoy el Leganés vive su segundo año en la élite lejos del descenso y habiendo estado muy cerca de una final de Copa tras cargarse al Madrid. El objetivo es seguir creciendo y formar jugadores que proporcionen valor deportivo y económico al club. Todo sin relajarse, ya que la sombra de Madrid y Atlético cubre demasiado.

GIRONA

El modelo del Villarreal

“¿De qué equipo eres?”. Pablo Machín, entrenador del Girona, se quedaba atónico con la respuesta que le daban los niños en 2014. “La mayoría me contestaban que eran del Barça, del Madrid o del Espanyol”. Hoy, el Girona busca aferrarse en Primera, al tiempo que se hace un lugar en el corazón de los aficionados.

Pero, ¿cómo se convence a un jugador para que fiche? “Era complicado, no éramos una referencia y teníamos mucha competencia”, explica el presidente, Delfí Geli. “Había que explicarles muy bien el proyecto y hacerlos sentir importantes. Queremos cuidar al futbolista, que se integre a la ciudad y ser fuertes como equipo”.

Bajo el amparo del Manchester City (accionista del club), el pasado verano el Girona invirtió 6,25 millones de euros para reforzarse. “Sabemos que el City es un factor más que puede incidir en la decisión de un fichaje. Pero, al final, el jugador ficha por el Girona”, explica Geli. Machín cuenta con cuatro futbolistas cedidos por el Manchester: Maffeo, Kayode, Douglas Luis y Aleix García. “Nuestra idea es establecernos en Primera. Y, a partir de ahí, ir creciendo, tanto social como deportivamente. El Villarreal es un modelo; hace un tiempo no jugaba en Primera”, remata el presidente.

EIBAR

Las cuentas bajo control

Si algo demostró el Eibar en su ingreso en Primera en 2014, pese a pertenecer a la localidad con menos habitantes de la categoría (27.414), es que no hay mejor manera de asentarse en la cúspide que teniendo las cuentas bajo control.

De ahí que toda su política de fichajes desde entonces se gestione a partir del cumplimiento de unos límites ajustados que maneja, principalmente, su director deportivo, Fran Garagarza. “Jugar a la anticipación es nuestra mejor baza. Estamos en permanente contacto con los agentes de jugadores a los que seguimos, y una vez que tomamos la decisión de ir a por alguno, llevamos a cabo una estrategia agresiva. Nos dirigimos a él estableciéndole una fecha para que tome una decisión porque corremos el riesgo de que aparezca otro club y nos lo quite”, asegura Garagarza. “También existen los fidelizados, que son aquellos a los que cedemos a clubes de Segunda”.

La entrada de nuevos accionistas tras el histórico ascenso ha permitido no solo la contratación de jugadores por valores antes prohibidos —este curso ha fichado a Paulo Olivera por 3,5 millones, el más caro de su historia—, sino también la modificación de su estadio, que ha ampliado el aforo de los 7.083 originales hasta los 8.100. La fórmula sigue siendo la misma: no gastar si no se tiene.

GETAFE

Futbolistas con hambre

Aunque el Getafe es un recién ascendido, el club azulón ha trazado una trayectoria reconocible en Primera, donde ha competido durante 13 temporadas en sus 94 años de historia. Por eso, cuando se consumó el último descenso a Segunda en 2016 y se fraguó el regreso a la élite solo un curso más tarde, la secretaría técnica del club madrileño se ciñó a unas líneas de actuación ya conocidas.

“La confección de la plantilla estuvo condicionada por dos factores”, analiza Ramon Planes, director deportivo del Getafe. “Primero, que el ascenso a Primera lo certificamos el 24 de junio, por lo que trabajamos con un margen temporal inferior al de los demás. Con ese hándicap, y una vez confirmada la continuidad del entrenador, nos reunimos con él para determinar el perfil de los jugadores que necesitaría. Futbolistas con hambre, con ganas de demostrar su valía”, comenta Planes.

Con una inversión inferior a los 15 millones de euros, 26 futbolistas conforman una plantilla que mezcla proyección con experiencia. Al grupo base se han incorporado recientemente los franceses Rémy y Flamini en el mercado de invierno, que junto al japonés Shibashaki conforman la vertiente más internacional de un equipo que ha logrado incrementar sustancialmente la afluencia a su estadio y ha superado su récord de socios: 12.000.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información