Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid arrolla al Fuenlabrada y suma su 12ª victoria consecutiva

Los de Laso, liderados por Tavares y Doncic, siguen al galope y ya sacan cuatro triunfos de ventaja al segundo clasificado en la tabla. Pese a la derrota, el Montakit será cabeza de serie en el sorteo de la Copa

Felipe Reyes lanza ante Sekulic
Felipe Reyes lanza ante Sekulic EFE
Liga Endesa ACB Jornada 16

Finalizado

El Real Madrid de baloncesto sigue al galope. Los blancos resolvieron con solvencia su duelo ante el meritorio Montakit Fuenlabrada del Che García (100-72) y alcanzaron su 12ª victoria consecutiva, entre Liga y Euroliga, para consolidar su holgado liderato liguero a falta de una jornada para la conclusión de la primera vuelta del campeonato.

Cuenta Clifford Luyk que la frase se la dijo Santiago Bernabéu a Raimundo Saporta, arquitecto del baloncesto madridista, y este a su vez se la trasladó a Pedro Ferrándiz para que la pusiera en conocimiento de los jugadores: “En un año malo del fútbol, el baloncesto tiene que salir al rescate y ganar por narices”. Tras su victoria ante el Fuenla y la derrota del Barça en el Palau ante el Unicaja (73-76), los de Laso caminan con paso firme tras hormigonarse en la adversidad, ya sacan cuatro triunfos de ventaja al segundo en la Liga Endesa, han enderezado a lo grande su contabilidad en Europa y, rumbo al tramo decisivo del curso, esperan el refuerzo de lujo de sus lesionados de larga duración. Doncic pasó casi desapercibido, pero firmó 28 de valoración con 14 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, Rudy siguió inspirado desde el 6,75 con 4 de 5 en triples, Tavares continuó agigantando su presencia (también 28 de valoración con 15 puntos y 14 rebotes), Thompkins y Felipe lucieron de nuevo aplicación. Todos defendieron con firmeza, todos anotaron. A pesar de la derrota, el cuadro fuenlabreño será cabeza de serie en el sorteo de la Copa tras el triunfo del Iberostar ante el Baskonia. "Es histórico", sentenció el Che tras el encuentro.

Mientras Luka Doncic recogía el trofeo al MVP del mes de diciembre de la Liga Endesa (el jugador más joven del campeonato en obtener este reconocimiento), el carismático Che García repartió efusivos abrazos a sus compatriotas Pedro Bonofiglio (speaker del Madrid) y Facundo Campazzo. Los cariñosos prolegómenos respondían al enfrentamiento entre dos equipos en estado de optimismo. El Madrid, invicto desde el 8 de diciembre, líder sólido de la Liga y rearmado en la Euroliga tras seis triunfos seguidos; y el Fuenlabrada, equipo revelación de la temporada con una vibrante mezcla de pasión y solidaridad sobre la pista. Y, con el mismo arrojo con el que se encaramó a la tercera plaza de la clasificación, el Montakit se presentó en el WiZink dispuesto a defender su plaza para ser cabeza de serie en el sorteo de Copa del próximo día 22. Con el paso de los minutos se impuso la inercia de la lógica y el mayor repertorio de los blancos.

Con triples de Sekulic, Eyenga y Smits (3 de 4 en los primeros seis minutos), el Fuenlabrada anunció acierto y resistencia, mandando de inicio en el marcador y en el ritmo (12-17, m. 6). Se defendió el Madrid con los puntos de Causeur y Thompkins mientras Laso comenzaba a abrir la rotación para corregir la galbana. Bastó con que Rudy retomara su iluminación para que el líder cambiara el panorama. El alero mallorquín (5 de 6 en triples el viernes ante el Khimki) firmó dos bingos desde el 6,75 (el segundo de ellos desde ocho metros y sobre la bocina del primer cuarto) y activó la carrerilla del Madrid. El primer estirón de los blancos llegó a los 10 puntos (27-17) y solo lo frenó un triple de Paco Cruz. Pero la canasta del mexicano vino acompañada de la tercera falta de Vargas, que dejó a los del Che sin el primero de sus pretorianos.

La primera aparición de Doncic sobre la pista resultó improductiva pero, mientras el niño prodigio rompía a sudar, Felipe Reyes volvió a dar lustre a sus galones marcando jerarquía en la pintura e incluso subiendo el balón en algún contraataque. El capitán madridista sumó su partido 737 en Liga Endesa, alcanzando a Nacho Rodríguez como el segundo con más encuentros, solo por detrás del líder histórico Rafa Jofresa (756). El dúo Eyenga-Sekulic matuvo en pie la resistencia fuenlabreña y la intendencia de Popovic impidió el demarraje de los locales. Sin embargo, el peso de la inercia, la intensidad defensiva de los blancos y la atinada dirección de Campazzo instauró el gobierno del conjunto de Laso. El marcador indicaba al descanso una distancia abarcable (45-36), pero los guarismos de valoración (61-31) evidenciaban el distinto potencial de los contendientes. Un parcial de 11-4 destartaló la resistencia del Montakit y, minutos después, la renta del Madrid se disparó hasta la frontera de los 20 puntos (61-43, m. 27). Continuaron remando los rojos del Che, pero no bastó su abnegación ante un equipo rocoso. Como remate, se coreó el tiro libre del inédito Randle que puso al Madrid a 100.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información