Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça se amilana en Atenas

El Panathinaikos, con Calathes al frente y una defensa asfixiante, saca rédito de un duelo áspero | El Valencia cae ante el Fenerbahçe (67-80)

Vougioukas y Oriola luchan por un rebote. Ampliar foto
Vougioukas y Oriola luchan por un rebote. EFE

Nick Calathes ejerció de verdugo del Barcelona en Atenas. El base griego con credenciales en la NBA manejó el duelo a su antojo y el equipo de Sito Alonso se amilanó ante el incómodo y asfixiante panorama que se configuró en la cancha del Panathinaikos. Continúa siendo un fortín inexpugnable esta temporada, sea en la Euroliga o sea en la Liga griega. El Barcelona careció de la continuidad y el arrojo que precisaba para saltar la banca en un escenario tan exigente.

PANATHINAIKOS, ; BARCELONA,

Panathinaikos: Calathes (17), Lojeski (6), Antetokounmpo (0), Gist (17), Singleton (14) –equipo inicial-; Rivers (3), Pappas (15), Denmon (2), Vougioukas (4), Lekavicius (0) y Gabriel (4).

Barcelona Lassa: Pau Ribas (10), Navarro (7), Hanga (3), Moerman (8), Tomic (12) –equipo inicial-; Heurtel (18), Vezenkov (2), Oriola (7), Koponen (5) y Claver (0).

Parciales: 17-19, 19-15, 18-14 y 30-27.

Árbitros: Belosevic (Serbia), Paternico (Italia) y Pastusiak (Polonia). Señalaron técnicas a Navarro, Tomic y Gabriel y antideportivas a Heurtel y Gist. Eliminado por cinco faltas Oriola (m. 39).

Pabellón Olímpico de Atenas. 14.700 espectadores. 17ª jornada de la Euroliga. El Barcelona se queda con seis victorias y el Panathinaikos suma 12.

Las urgencias son ya permanentes para el Barcelona en la máxima competición europea. Arrastra demasiado lastre. No lo pareció durante la primera parte. Dominó por momentos (25-32). Pero a la que Xavi Pascual apretó las tuercas defensivas de su equipo, el eclipse fue casi absoluto para el ataque del Barcelona. Cada canasta pasó a ser un llanto y crujir de dientes para el Barcelona. La soltura inicial de Koponen, Navarro, Tomic y Heurtel se desvaneció. Las manos azulgrana temblaban, también desde la línea de tiros libres. El desastre llegó a ser asombroso, con un parcial de 1 de 8. Las pérdidas se sucedieron y las asistencias no aparecieron como en partidos precedentes. El Barcelona no sabía cómo desenvolverse en un partido tan defensivo e incómodo.

El Panathinaikos, pese a su mala serie en los triples (4 de 22), había puesto el partido donde quería. Su presión defensiva fue asfixiante. No le importó bordear las faltas en los uno contra uno. De hecho, Antetokounmpo empezó con tres faltas en tres minutos. Pero el listón de lo ilegal fue subiendo. Y aunque los árbitros señalaron tres faltas técnicas y dos antideportivas, las cualidades de jugadores como Gist, Singleton, Pappas y sobre todo Calathes se fueron imponiendo.

La brecha se hizo grande a partir del tercer cuarto y el Panathinaikos, a partir del 73-62 puso la directa y remató la victoria a la carrera, ante un Barcelona definitivamente entregado, sin respuestas, perdido el hilo que parecía haber tensado durante sus últimos partidos frente a equipos como el Khimki o el CSKA.

Nueva derrota del Valencia

El Valencia perdió ante el Fenerbahçe (67-80). El campeón de Europa dominó desde el principio y consumó un triunfo que deja al Valencia en el fondo de la tabla y ya prácticamente sin ninguna opción. Guduric (15 puntos), Datome (14 puntos, cuatro rebotes, dos asistencias y dos robos) y Jason Thompson (13 puntos y cinco rebotes) fueron los principales verdugos del equipo valenciano. Abalde, con 11 puntos, y Pleiss, con 10, fueron los únicos jugadores de Vidorreta que alcanzaron los dobles dígitos en anotación.

Más información