Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de la Bundesliga rechaza el VAR

Una encuesta publicada por la revista deportiva 'Kicker desvela que el 47 por ciento de los profesionales alemanes abogan por eliminar la videoasistenci

El árbitro, Sandro Ricci, revisa una jugada del Mundial de Clubes.
El árbitro, Sandro Ricci, revisa una jugada del Mundial de Clubes. Getty

La relación entre la Bundesliga y VAR (sistema de videoarbitraje, en sus siglas en inglés) parece haber alcanzado un punto de no retorno. Según los resultados que ha ofrecido una encuesta promovida por la revista deportiva alemana Kicker, el 47% de los futbolistas —de un total de 219— se muestra contrario a la herramienta implementada por la FIFA para facilitar la tarea arbitral; mientras que solo el 42% de sus colegas acepta su mantenimiento. El 11% restante no se posiciona ni a favor ni en contra.

Desde su implantación en Alemania en la presente temporada —Italia, Portugal y Holanda también decidieron emplearlo en sus competiciones—, el uso del videoarbitraje ha acumulado más reproches que halagos en una liga que ocupa el cuarto puesto en el ránking de la UEFA. Jugadores y técnicos han protestado en diversas ocasiones por la tardanza de los árbitros en recibir la información acerca de las jugadas revisadas a través de los monitores. Otra de las quejas más recurrentes tiene que ver con los criterios que emplean estos para determinar su utilización durante los partidos.

Primer despido

La acumulación de encuentros polémicos y el despido el pasado 6 de noviembre del que fuera responsable del VAR en Alemania, Hellmut Krug, no han contribuido a que público y protagonistas celebren la presencia de la tecnología en los terrenos de juego. La expulsión de Krug, que durante su etapa como árbitro tenía impedido dirigir partidos del Schalke 04 por haber nacido en Gelsenkirschen, se produjo después de que este interviniera durante un encuentro entre sus paisanos y el Augsburgo indicando al árbitro del encuentro, Marcos Fritz, qué jugadas debía revisar. Una de esas acciones desembocó en un penalti a favor del Schalke, mientras que otra, unas manos dentro del área del defensa Kehrer, privó al Augsburgo de una pena máxima.

Las numerosas críticas que acompañan al VAR en su temporada de estreno llevaron en noviembre a la Federación Alemana de Fútbol (DFB) a ampliar de uno a dos el número de jueces de vídeo en cada partido de la Bundesliga. Javier Tebas, presidente de LaLiga anunció el pasado mes de septiembre que el VAR comenzará a utilizarse en España a partir de la temporada 2018-2019.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.