Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el exjugador de la Real Javier de Pedro por agredir a su pareja

El exdeportista pasa a disposición del juez de guardia de San Sebastián, que decreta su puesta en libertad con cargos

de Pedro
Javi de Pedro (c) se despide de la afición donostiarra en 2004.

El exjugador de la Real Sociedad Javier de Pedro ha sido detenido la madrugada del sábado al domingo acusado de agredir a su pareja sentimental, que tuvo que ser atendida en un centro sanitario donostiarra de las lesiones que sufrió. Tras pasar a disposición judicial, ha quedado en libertad con cargos.

El suceso se produjo la madrugada del pasado sábado en San Sebastián, aunque el arresto del exfutbolista tuvo lugar en la vecina localidad de Pasaia, donde vive con su pareja, según ha avanzado el Diario Vasco. La víctima fue atendida en el Casa de Socorro de la calle Bengoetxea de la capital guipuzcoana, tras lo cual presentó una denuncia en la comisaría de la Ertzaintza. De Pedro fue detenido sobre las tres de la madrugada.

Este sábado por la mañana, De Pedro pasó a disposición del juez de guardia de San Sebastián, que decretó su libertad con cargos. No es la primera vez que el exjugador blanquiazul, nacido en Logroño en 1973, es acusado de violencia de género. En 2010 fue condenado a 51 días de trabajos en beneficio de la comunidad por un delito continuado de amenazas a su expareja y por una falta de injurias.

Según se recogía en esa sentencia, el inculpado había enviado a su expareja numerosos mensajes de texto al teléfono móvil con expresiones amenazantes así como con frases de menosprecio, alguna de ellas de contenido sexual. Antes del inicio de la vista, la Fiscalía y el acusado llegaron a un acuerdo por el que admitió los hechos y aceptó una condena de 42 días de trabajos en beneficio de la comunidad por el delito continuado de amenazas contra la mujer y de otros nueve nueve por una falta de injurias.

También se le impuso una orden de alejamiento de un año y cuatro meses. Dos años antes, en 2009, se enfrentó a una petición de un año de cárcel por conducir presuntamente ebrio y con el carnet retirado. La fiscalía llegó a un acuerdo con la defensa de De Pedro para retirar la acusación por el segundo delito y se le condenó a una multa de 1.080 euros y a 31 días de trabajos en favor de la comunidad.

Más información